Sobre el desarrollo y retroceso en las luchas

Topas, a 02-2017

“… Ya estoy adaptado al módulo y tengo asentada la sala como Biblioteca, aunque por estas casas ya sabes que no faltan los imprevistos de vez en cuando. Pero ya veremos lo que tardan ahora en cambiarme para otro lado. “

Respecto a lo que señalas entorno a la situación de la gente de la zona coincido contigo en general y también es un tema que hemos tratado bastante, así que no me enrollaré mucho. La realidad es que en estos momentos no hay muchas luchas de los trabajadores y la gente está aguantando una situación socio-económica muy dura en base a trabajos esporádicos o ayudas familiares. Pero la crisis no es temporal sino crónica, debido a que el capitalismo ya está agotado, y las cosas van a seguir empeorando cada vez más. Es bastante significativo que estén anunciando, por ejemplo, que las pensiones ya no se pueden sostener y que hay que subir la edad de jubilación. Claro que en otros momentos ya se hubiera producido muchas más protestas sociales.

La cuestión es que en los últimos 30-40 años se ha dado un claro retroceso en el desarrollo de las luchas, así como en el nivel de organización y de conciencia política e ideológica de la clase obrera, aunque desde el 2011 con el 15M y otras luchas se viene recuperando todo ello poco a poco. Pero esto es algo normal en la evolución histórica, que nunca se da de forma lineal sino a través de saltos, periodos de avances y también de estancamientos y retrocesos, aunque en general siempre habrá desarrollo. Sobre las causas que han ido provocando este reflujo del movimiento obrero, ya hemos hablado. Baste señalar los cambios producidos en el mercado de trabajo y el cierre de grandes fábricas, la temporalidad, la caída del campo socialista, etc. Pero creo que lo que más ha influido y perjudicado ha sido la destrucción de los partidos comunistas en gran parte del mundo a través del revisionismo, de la penetración de la ideología burguesa en el movimiento obrero; lo que aquí hicieron con el carrillismo y también afectó al movimiento sindical combativo de las antiguas CC.OO.

En fin, que la conciencia comunista que parte de la necesidad de la destrucción del capitalismo y la implantación del socialismo, pero que también nos da unos sólidos conocimientos de cómo funciona el fundo, la historia, el sistema capitalista y la futura sociedad socialista… fue sustituida en la mayoría del movimiento obrero por el espontaneismo y el reformismo, que no pasan de la lucha por mejoras laborales concretas o en lo social por meras reformas dentro del sistema capitalista. Pero esta vía, sin el horizonte de la lucha por el socialismo, puede ser fácilmente contrarrestada y anulada por el sistema a través del desarrollo de la inflación y distintas contrarreformas sociales; lo que también va llevando a los trabajadores –como ha ocurrido- a la desmoralización, la pasividad y la desorganización progresivas.

Claro que todo esto también conlleva un retroceso de la ideología comunista en el movimiento obrero y un avance de la ideología burguesa.

Así que es muy necesario fortalecer nuestro partido, desarrollar la ideología comunista e ir avanzando en la lucha por el socialismo. Y la realidad es que sólo en la medida en que lo hagamos así también podremos desarrollar las organizaciones sindicales independientes y combativas, e ir arrancándoles mejoras laborales concretas y sociales concretas y duraderas, que no podrán arrebatárnoslas. Con las reivindicaciones concretas podremos conseguir mucho más fácilmente estas últimas y también sostenerlas, sobre todo en estos momentos de grave crisis económica en el que el capitalismo está en verdaderos apuros y cuesta mucho más arrancárselas.

No obstante, también es necesario valorar en su justa medida el hecho de que hayamos podido reconstituir el Partido, lo que sin duda supone cierta ventaja respecto al conjunto de Europa y otros países. Si no se ha podido desarrollarlo más para poder arrastrar a la masas trabajadoras a la lucha por el socialismo es porque nos ha tocado luchar con las condiciones que he comentado. Pero ya es realmente importante que no hayan podido destruirlo y hayamos resistido. En estos momentos no solo tenemos un buen número de cuadros sino que también disponemos de una gran experiencia de lucha, y en la medida en que vayan desarrollándose las luchas de las masas y mejoren las condiciones, también podremos ir fortaleciendo el partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.