Sobre la situación de las luchas

TOPAS, marzo 2016

Recibí tu carta la pasada semana pero no pude contestarte porque tenía otras dos más atrasadas esperando. Me alegró un montón que te gustase la que yo te mandé con anterioridad, y para mí las tuyas son una estupenda fuente para captar el pulso político que se vive en la calle, así como una vía para poder expresarme políticamente.

Bueno, el pasado viernes nos trasladaron de módulo a los presos políticos abertzales y a mí. Hoy he tenido vis a vis con mi hermano y su compañera, y he podido ver en los locutorios a un preso político nacionalista galego al que no le han cambiado. Yo hacía más de un año que estaba en el 13, que es un módulo que está considerado como intermedio entre los conflictivos y los llamados de respeto y me han traído para uno que tiene fama de conflictivo. Pero para nosotros esa catalogación no tienen mucho sentido, y yo no he tenido ningún problema con los presos en ninguno de los otros 6 módulos por los que he pasado. La cosa es que ya llevo unos 5 años en esta cárcel y conozco gente por todos los lados; y algunos de los que no me conocen a mí han conocido a otros camaradas que han dejado buen cartel por estas casas. Los presos sociales más conscientes también recuerdan con mucho respeto las huelgas de hambre que hicimos años atrás por aquí, y a Kepa y Sevillano que dejaron su vida luchando en ellas. No obstante, este módulo sí me parece algo más ruidoso que el anterior y no tiene, como aquel, una sala específica para poder estudiar o escribir en las 4 horas que tenemos de patio. Pero bueno, supongo que poco a poco lo iré consiguiendo. En ese tiempo también aprovecho para pasear y para hacer un poco de gimnasia.

La verdad es que te has puesto a escribirme en una fecha bien significativa, como buen “bolche” jeje. El día que celebramos la República el 16 de febrero, porque es en esa fecha de 1936 cuando ésta pasa de tener un carácter meramente burgués a otro verdaderamente popular. Desde el 14 de abril hasta el triunfo del Frente Popular en las elecciones, los trabajadores y los pequeños campesinos apenas consiguieron algunas mejoras en el tema de la enseñanza, mermando un poco el poder de la iglesia, y poca cosa más. Y la represión de todo tipo de manifestaciones se llevó a la tumba a cientos de ellos, encarcelando a miles. Como bien dices, a los 2 días del triunfo del F.P., comenzaron a salir de las cárceles los presos políticos. Pero así mismo, al poco tiempo, se empezó a poner en marcha una reforma agraria que colectivizó en manos campesinas unos 6 millones de hectáreas de terreno y, posteriormente, se pusieron en manos de los obreros grandes fábricas. Por otra parte, Catalunya y Euskal Herria conseguirían un estatuto de autonomía y, aunque la sublevación fascista evitó su consecución en Galiza, si se hubiese ganado la guerra es evidente que estas naciones hubiesen podido acceder al derecho de autodeterminación. Todas estas transformaciones y el posterior desarrollo del capitalismo hasta el monopolismo de Estado, es lo que nos lleva a afirmar que la próxima República a conquistar debe de tener un carácter popular, que nos aboque al socialismo. La República burguesa que reivindica Podemos, IU… sería un mero encalado de la fachada del Estado, que no aportaría nada nuevo a los trabajadores.

Sigo. Estoy al tanto de la merma que viene teniendo la mani anual por los presos en Euskal Herria de dos años para acá, a lo que hay que añadir el batacazo que sufrieron en las últimas elecciones, lo que es evidente que responde a que Bildu y el movimiento abertzale, digamos oficial, ha renunciado a la lucha por la ruptura con el fascismo y la conquista de un verdadero marco democrático. Es lamentable que muchos de sus presos políticos acepten la vía penitenciaria ordinaria para salir de la cárcel, después de haber sido condenados por tribunales y leyes de excepción. El hecho de que sobre estas posiciones claudicantes sigan hablando de empoderamiento del pueblo y de que éste pueda decidir sobre cuestiones sociales, políticas, etc, no es más que mera palabrería hueca que no produce otra cosa que vergüenza ajena. No conocía lo que me cuentas sobre los problemas de un chaval con uno de Bildu por hacer una pintada de amnistía, pero sí he leído la carta de los 6 militantes de ETA atacando al nuevo movimiento proamnistía y otras varias historias. Lo que me dio mucha alegría fue ver en la lista de los expresos que promueven ese movimiento a Iñaki U. con el que coincidí en la cárcel de Picassent y con el que estuve escribiéndome 2 o 3 años. Yo confío plenamente en que ese movimiento pro-amnistía terminará desarrollándose, porque la justa lucha que comenzó ese pueblo al inicio de los 60 del pasado siglo no puede acabar en la vía muerta a la que el sector oficial de Sortu lleva, y porque la situación política que se vive, tanto en Euskal Herria como en el conjunto del Estado, demanda que se continúe luchando por la amnistía y el conjunto de las libertades democráticas elementales, incluido el derecho por la autodeterminación, en base a un programa concreto como el que tiene nuestro Partido. El agotamiento de la Reforma política y la profunda crisis que está sufriendo el Estado y todas sus instituciones en estos momentos, viene creando buenas condiciones para ello, como ha demostrado el propio caso de los titiriteros.

No creo que en otra época se hubiese dado tanta reacción contra el Estado por la detención de los dos chavales, así como tanto movimiento de solidaridad con ellos. Ha sido una buena respuesta, tanto por su amplitud como por el nivel de las denuncias políticas que se pudieron escuchar en las manifestaciones, y ver en las pintadas… Aquí también se ha demostrado que si se responde consecuentemente en la calle se les hace retroceder, y en ese sentido es muy importante que hayan tenido que sacar prontamente a los chavales de prisión. Hace un par de días oí en TV que cuando estuvieron en ella les aplicaron el mismo régimen de aislamiento que nos imponen a nosotros así como la intervención de las comunicaciones. Y bueno, en el desarrollo del caso, como bien dices, también quedó desenmascarada Carmena y Podemos.

Con estos oportunistas los poderes reales están tratando de renovar el régimen mediante otra pantomima de transición política, pero ya han renunciado a todas las promesas que hicieron en un principio y vienen perdiendo casi toda la credibilidad que habían conseguido. Lo importante es que, si optan por repetir la farsa electorera dentro de unos meses, las fuerzas antifascistas aprovechemos el buen clima político, de descrédito institucional, para promover un amplio y sonoro boicot activo, que también pueda servir para agrupar fuerzas en torno al programa democrático e ir desarrollando el Movimiento Popular de Resistencia.

La salida de la cárcel de Arantza por su grave enfermedad, ni que decir tiene que se debió a las movilizaciones, protestas y labor que se hizo ahí fuera, lo que supuso para mí una gran alegría. Si estás con ella, no te olvides darla mucho ánimo y un fuerte abrazo para que acabe con todos esos malos bichejos que se han instalado en su cuerpo. También es mucha alegría que en poco más de dos meses pueda salir de prisión David Garaboa.

Por otra parte, hace unos días que asimismo se pudo ver en plan realmente combativo a los estudiantes de Vitoria reivindicando sus luchas, dando calor y ambiente al inicio de la primavera jeje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.