Debatiendo con solidarios sobre la criminalización.

TOPAS. 6-12-2015

Antes de nada decirte que te agradezco mucho que me hayas escrito, y también que hayas utilizado ese tono familiar y campechano porque es el que más me gusta emplear a mí. Por otra parte, si he tardado una semana en contestarte se debe a que en estos momentos tengo el correo algo atascado, como suele ser habitual en estas fechas, y son los fines de semana cuando escribo las cartas.

Me ha sorprendido bastante que nos conozcas desde el año 2007, precisamente cuando se produce nuestra detención (4 militantes del PCE(r) y 2 de los GRAPO) en Barcelona. Bueno, a mí en concreto me detuvieron cuando estaba escribiendo en la biblioteca pública de Mataró. Me cogieron por atrás y rápidamente me tiraron al suelo dándome todo tipo de golpes, aunque como había mucha gente empecé a denunciar a grito pelado que me detenían por ser comunista, que estábamos en un régimen fascista, etc. La gente se quedó un tanto asustada y sin reaccionar, pero en otra detención que sufrí en Vigo en 1978 en una calle céntrica, muchos chavales se lanzaron a rescatarme de las garras de la poli. Era un tiempo en que había una mayor concienciación política.

Como bien dices en esta ocasión ya partieron de la tesis de que el PCE(r) y los GRAPO son una misma organización. Sin embargo, en las otras tres veces en que me condenaron, lo hicieron por haber hecho una barricada con un pino para pedir la libertad de los presos políticos, por colaboración con banda armada en grado de intención y por asociación ilícita. En esta última los jueces en su sentencia remarcaron que era un Partido comunista que pretendía derrocar al régimen actual, acabar con el sistema capitalista e implantar una sociedad socialista en la que los medios de producción estuviesen en manos de los trabajadores; en la que la propiedad fuese colectiva. Pero esto que te pongo con lenguaje coloquial y muy resumido lo hacía el juez empleando una buena parte del programa y la línea política del PCE(r). En fin, que criminalizaron al Partido por su actividad política. Lo empezaron a considerar banda armada con la implantación de la llamada Ley de Partidos en el primer gobierno de Aznar. A partir de ahí toda organización política que no haga una condena explícita de la violencia revolucionaria, no puede acceder a la legalidad y se considera banda terrorista. Y aquí conviene aclarar que, como nos enseña el m-l, todo aquel que rechace la violencia revolucionaria de los oprimidos se pone del lado de la violencia contrarevolucionaria de los opresores, que es consustancial al sistema capitalista. El pueblo debe condenar y rechazar a todos esos llamados partidos de izquierda que para poder acceder al ámbito legal e institucional tragan y aceptan ésta y otras leyes de excepción, que anulan todo resquicio de libertades democráticas y sindicales, y nos imponen un régimen fascista enmascarado en una aparente democracia burguesa.

Mas en estos momentos de una nueva farsa electorera tenemos una buena oportunidad para promover un boicot activo, no sólo para no votar, sino para organizar el aislamiento y rechazo al régimen, y la lucha al margen y en contra de su legalidad y por una verdadera ruptura democrática.

Bueno, dejando un poco la chapa política, la cosa es que eres la primera persona invidente con la que tengo contacto y escribo una carta, y me congratulo de que en estos momentos podáis tener tecnología de voz para poder leer todo tipo de escritos en internet. Pero soy consciente de que el Estado os ayuda bastante poco para que podáis hacer una vida normal; y me parece muy meritorio que, en términos generales, os defendáis tan bien en todo tipo de situaciones y trabajos. Me parece positivo que te guste el humor y no te molesten p.e. los chistes sobre invidentes.

Como bien presupones yo siempre consideré importante el papel que viene jugando internet para difundir la existencia de nuestro colectivo de presos políticos, así como la situación de excepción que nos toca vivir en las prisiones, y nuestras opiniones políticas y sobre todo tipo de cuestiones. Sin embargo, la verdad es que tu testimonio me ha reforzado y ampliado esa visión. Me ha hecho entender mejor su importancia y hasta me ha emocionado. Sabes casi más de nuestras vidas que yo mismo jeje. Y eso supone que aquí podamos recibir también un montón de cartas, testimonios directos de lo que pasa en la calle y opiniones sobre todo tipo de temas, lo que conlleva una gran ayuda para enfrentar la propia cárcel y poder seguir desarrollándonos como militantes comunistas y como personas.

El altavoz de internet es una estupenda herramienta, pero asimismo es necesaria esa otra importantísima labor directa que también venía haciendo los militantes solidarios con charlas y todo tipo de actos, pegando carteles de denuncia por las calles, distribuyendo el folleto con nuestras cartas, dando octavillas a la gente, etc. Aquí creo que es de justicia destacar la importante campaña que llevó a cabo el SRI y algún colectivo más por el asesinato en prisión de la camarada Isabel Aparicio, debido a la desatención médica continuada. Pero también está teniendo una gran importancia la campaña que se viene desarrollando para pedir la libertad de los presos políticos gravemente enfermos y los mayores de 65 años, así como la exigencia de ¡Amnistía total y ahora!. Ni que decir tiene que esta última podría ser la punta de lanza para conseguir arrancarle al régimen un verdadero marco de libertades democráticas y de derechos sociales. Y como bien remarcas, en ese sentido es muy necesario conseguir “la unidad antifascista por encima de siglas y sobre unos objetivos claros y consecuentes”, aunque como también señalas las cosas no son nada fáciles, fundamentalmente por la intoxicación política que siembran los medios de propaganda del régimen, y por la labor de los grupos reformistas y oportunistas que se reciclan en banderas como la de Podemos para apuntalar al Estado y al sistema.

No obstante, el tiempo y las condiciones poco a poco se van poniendo de nuestra parte, porque el régimen sigue desacreditándose y debilitándose de forma bien clara y, por otra parte, en estos momentos no solo hay presos políticos de nuestro colectivo y del m.l.n.v. (como desde hace unos años), sino que ya hay bastante gente en prisión con 3-5 años de condena por asistir a una manifestación, participar en una huelga de trabajadores o por ejercer su derecho a la opinión y expresión en internet. Eso por no hablar de las fuertes multas que también vienen imponiendo por esas mismas cuestiones.

Un elemento que está favoreciendo el desarrollo de la lucha antifascista y así mismo la unidad es sin duda el proceso del pueblo catalán por conseguir su derecho a la independencia y la construcción de un Estado propio. Y en ese mismo sentido también es muy positivo que en Euskal Herria (como demuestra la manifestación de Bilbao de hace una semana), esté resurgiendo con fuerza la lucha por la amnistía, después de que el movimiento abertzale oficial hubiese renunciado a ella por ceñirse al llamado “proceso de paz”.

Bueno, finalmente, a mí no me cabe la menor duda de que la consecuencia política que viene demostrando los diversos comités por un SRI, y vuestra firme resistencia como solidarios al Estado terrorista, irá jugando un papel cada vez más importante para ir tejiendo esa necesaria unidad antifascista.

Ya para terminar, sería injusto que no hiciera una mención a nuestra amiga (y camarada) Arantza, en un momento en el que está pasando una situación tan dura y difícil por causa del jodido cáncer de colon. Pero a mí no me cabe duda de que con su fuerza, su marchosos ánimo y su alegría terminará venciéndolo y machacándolo. También estoy al tanto de que el movimiento de solidaridad con los presos políticos está haciendo una amplia campaña para exigir que los jueces la den la libertad condicional y, de esa forma, pueda tener una recuperación en unas condiciones dignas que no tiene en la prisión de Villena.

¡Hai qu’ armala!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.