A un año de la muerte de Isabel Aparicio.

3/04/2015

…Como remarcas en tu carta el primero de abril se cumplió un año de lo que bien se puede considerar asesinato de Isabel Aparicio. Y es que sentí muy vivamente, a través de sus cartas y las de Manolo, la permanente desatención médica que sufrió en la cárcel durante cerca de siete años. Sus quejas y denuncias fueron permanentes. Cuando la llevaron de esta cárcel, a la que vino para ser operada en Salamanca, la dijeron que en este momento no podían y que la volvieran a traer en unos meses. Pero ni la volvieron a traer ni la operaron en ningún otro hospital.
Yo tuve la suerte de coincidir con ella en muchas reuniones y tareas partidistas en diferentes etapas. Precisamente la conocí en Madrid en la década de los 80 de pasado siglo. Ella estaba en la Comisión de Propaganda del Partido y yo en la de Organización y me tuvo que pasar unas grandes pegatinas que hicimos con la famosa consigna ¡Hay que armarla! Enseguida me di cuenta de que era muy exigente con su propio trabajo, que cuidaba todo al detalle y que era una buena camarada.
Isabel tenía una amplia formación marxista-leninista y cultural, así como mucha experiencia práctica en la lucha por sus muchos años de militancia. Era una militante comunista con un gran espíritu de lucha y perseverancia en el trabajo. También animaba mucho las reuniones políticas porque le gustaba discutir todos los aspectos de cualquier tema. Se exigía mucho así misma pero también exigía a los demás militantes. Aunque no la conocieses personalmente es significativo que pudieses captar por las cartas que te envió que era una mujer con mucha vitalidad y mucho optimismo. Así era realmente. Pero así mismo era una mujer muy campechana, afable y alegre, que valoraba mucho la conversación en todos los sentidos, y sabía disfrutar con las pequeñas cosas y detalles del día a día. Estaba muy ilusionada por conocer Villaseca de Laciana, el pueblo de su compañero Manolo, que está rodeado de bonitos parajes con montañas, valles y ríos, pues la gustaba mucho el campo, la montaña y la pesca.
Me alegro especialmente porque su asesinato en prisión haya tenido tanto eco e indignación y protesta en la calle, y espero que haya sucedido algo similar en este primer aniversario de su muerte, porque Isabel es semilla de rebeldía, libertad y comunismo. Siempre la recordaremos.
Ahora debemos de poner todo nuestro empeño en que no ocurra lo mismo con los camaradas Manuel Pérez y Arango, que tienen una salud realmente delicada y sufren una desatención médica similar a la que tuvo Isabel. Y es preciso dejar constancia de que no se trata de algo circunstancial o aleatorio, sino de un plan premeditado para acabar con sus vidas, por su carácter de presos políticos y por el papel que han venido jugando en el desarrollo de nuestro Partido y del Movimiento de Resistencia Organizado. La lucha porque puedan ser atendidos médicamente así como por su libertad, forma parte, por lo tanto, de la lucha de la clase obrera y popular por arrancar así sus objetivos revolucionarios. La consecución de lo primero también supondrá un buen paso para conseguir los intereses generales de los trabajadores.
Pero es que además, debido a los numerosos años que llevan en la cárcel, a su edad de setenta y sesenta y seis años y a las enfermedades incurables que sufren, es un abyecto crimen mantenerles más tiempo en la cárcel. Por la información que me vienen enviando la verdad es que la campaña que el S.R.I. viene haciendo por su liberación está teniendo bastante repercusión, pero se necesita darla un mayor impulso.

Bueno, el notición político del momento no cabe duda que es la espantada protagonizada por Monedero en Podemos, dejando todos sus cargos políticos en esta organización hace un par de días. La cosa es que este partido ya se parecía mucho a una montaña rusa, así que no es extraño que alguno le haya dado vértigo y se haya apeado. Pero por lo que se huele y ha dejado caer en caliente el susodicho, todo indica que se trata únicamente de la punta del iceberg y que ya hay mucha gente en sus filas, y sobre todo en su entorno, que habla de “traición”, de que “Podemos ya se parece a los que pretenden sustituir”, etc. En fin, que el invento elevado al estrellato político a gran velocidad por las televisiones y la prensa del régimen, parece que pierde fuerza y es bastante probable que a medio plazo se pudiese desinflar.
Cabe recordar que no hace mucho estos oportunistas, hablaban de que en este país no había democracia, de que la “reforma” del régimen había sido un engaño, etc. Ya algo posteriormente señalaban que en su programa político llevarían el impago de la deuda, la jubilación a los 60 años, el derecho a un renta básica para todos los ciudadanos, la nacionalización de algunos sectores económicos o grandes empresas, etc. Pues bien, en estos momentos ya se han retractado de todo ello y andan a codazos, con peperos y galosos, por hacerse merecedores de la confianza y los favores de la oligarquía financiera que manda en este país, para ponerse al frente de la defensa de sus intereses. El camino que Felipe González tardó más de 10 años en recorrer Podemos lo ha hecho más o menos en dos años. Y esa realmente sorprendente que se hayan puesto a la altura ideológica de los falangistas remarcando que no son “ni de izquierdas ni de derechas”. Como buenos oportunistas, si algo les caracteriza es la absoluta falta de principios políticos e ideológicos, lo que conlleva que un día afirmen una cosa y al día siguiente se desdigan de ella, situándose cada vez más del lado del fascismo reformado y del capitalismo.
Todo lo que está ocurriendo empieza a dejar al descubierto que el famoso cambio anunciado por ellos no es más que un mero recambio de caras y mucha demagogia para que todo siga igual. Un amago de segunda transición. Un intento de legitimar y consolidar el régimen fascista sin el mínimo resquicio de derecho y libertades democráticas. Pero al mismo tiempo ya se puede apreciar que el engaño va perdiendo credibilidad de forma progresiva, y que ni mucho menos va a significar un alivio destacable de la crisis del Estado, sino que a medio plazo se agravará aún mucho más. Nada que ver con lo que supuso la llegada de los galosos al gobierno en 1982.
Creo que el primer tropezón significativo se lo darán ya en la próxima farsa electoral del 24 de mayo, no consiguiendo la participación electoral de forma considerable y disminuir la abstención. En su mayor parte, los votos de Podemos creo que saldrán sobre todo del descenso de los otros partidos.
Lo importante: no existe la mínima posibilidad de poder cambiar las cosas, y es necesario desarrollar el boicot al conjunto de las instituciones, así como la lucha independiente al margen y en contra de ellas. En ese sentido, la cosa es que se pueda ir promoviendo la unidad de todos los colectivos antifascistas y demócratas para ir elevando poco a poco la organización y el nivel político del boicot a la próxima farsa electoral general (que se llevará a cabo en el otoño), con el fin de fortalecer el movimiento popular de resistencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.