Fusilamientos en los 40, torturas en los 2000

TOPAS. 25 enero 2015

Bueno, como bien dices ya ha llegado el frío a esta tierra, sobre todo de 15 días para acá, y por aquí la calefacción la están poniendo al mínimo y apenas se nota. No se si ya te comenté, o no, que están haciendo obras en los módulos, y entre otras cosas, vienen instalando una nueva calefacción de radiadores en las celdas, que al parecer calienta bien. Pero a este módulo ya no nos tocará en este invierno. Y es de suponer que en unos meses nos lleven de aquí para hacer las obras. En lo que a vosotros se refiere es lógico que combines la caldera de gasoil con la leña y la chimenea, pero ya veremos si no se acaba estropeando la primera, como tu señalas. Es cierto que la mejor calefacción es la eléctrica, aunque en este país tenemos al frente de este sector a uno de los monopolios que más manda y tiene supeditado al Estado a sus intereses, lo que supone que el recibo de la luz sea de los más caros de Europa y del mundo.

Pasando al repaso de los escritos que me has enviado, es realmente terrorífica la historia de fusilamiento de 29 presos en la cárcel de Castellón a mediados de abril de 1945, por el mero hecho de negarse a ir a misa. Y la cosa es que se trata tan solo de un ejemplo de los cientos, o más casos similares que ocurrían en este país a diario por aquellas fechas. Aquí cabe recordar que la consigna del régimen era la de fusilar a todos los que no pensasen como ellos. Claro que tampoco podemos pasar por alto que estos crímenes de lesa humanidad conllevaron un autentico manto de silencio, y es la propia jueza argentina que ha estado hablando con las víctimas recientemente señalaba que “aún continua habiendo mucho terror a hablar de aquella etapa”. No sé si te acordarás de que yo mismo me enteré hace tan solo 2 años (por el ex-alcalde del pueblo donde nací) de que en 1936 habían fusilado a mi tío-abuelo y encarcelado a mi abuelo, por haber contribuido a organizar el Frente Popular en el pueblo. Es una cuestión que me ha hecho reflexionar mucho. En este sentido, es realmente importante sacar a la luz aquel genocidio, recuperar la memoria histórica y pedir justicia y reparación para los cientos de miles de víctimas que siguen silenciados y abandonados en fosas comunes y cunetas de todo el estado español.

La cuestión es que también debemos ser conscientes de que con el fracaso de su reforma política o “transición”, y la agudización de su crisis de Estado, el régimen ha emprendido (desde los tiempo de Aznar) una vuelta a aquellos orígenes en todos los terrenos: en el de la explotación de los trabajadores, en la anulación de todos sus derechos laborales y sociales, en el aspecto ideológico, político y, en consecuencia, en el reforzamiento de un verdadero estado de excepción permanente, así como el desarrollo del terrorismo de Estado de forma indiscriminada hacia todo el que se atreva a denunciar o discrepar de sus políticos. No me enrollaré con muchos datos. Justamente es muy significativo que según la coordinadora por la prevención y la denuncia de la tortura (C.P.D.T.), en tan solo la última década hayan muerto bajo custodia policial 833 personas, y 6621 han denunciado haber padecido torturas.

Claro que aquí también hay que tener en cuenta que la mayoría de la gente que es torturada no se atreve a denunciarlo, y otras muchas de las denuncias no se tienen en cuenta.

Pero, por otra parte, es de sobra conocido que hay cientos de trabajadores encausados judicialmente y otros ya encarcelados, sobre los que pende la amenaza de más de 3 años de prisión por participar en algún piquete de huelga o en alguna manifestación. Eso al tiempo que han impuesto por las mismas causas varios miles de multas, que sumen a muchos en la miseria. Ya en el entorno de la solidaridad con nosotros, los presos políticos, el acoso es realmente continuo y así están las recientes detenciones de nuestro abogado Olarieta, de Aitor, Suso… o las anteriores acusaciones judiciales por “enaltecimiento del terrorismo” a Pepita, al cantante Hassel, etc. Y hace una semana detuvieron y encausaron judicialmente a 12 abogados de los presos políticos vascos.

Sin embargo, no cabe duda de que estas cifras se sobrepasarán muy pronto con la recientemente aprobada “La ley de seguridad ciudadana”, que amplía la criminalización de todo tipo de protesta popular y del ejercicio de manifestación y de expresión, etc. Por todo ello, ante un año en el que habrá dos nuevas farsas electorales y tratan de colarnos la idea de que el régimen fascista se puede cambiar o regenerar desde sus instituciones, con nuevos montajes políticos como Podemos y algún otro, es preciso insistir en que el problema no es únicamente de partidos políticos, sino de la propia esencia y estructura de dominación terrorista del régimen, que no se puede desbordar desde dentro.

Únicamente al margen y en contra de esas instituciones y su legalidad podremos ir aislándoles del pueblo y profundizando la crisis de Estado que sufren, así como organizando y desarrollando la lucha por las libertades básicas en principio, pero con el horizonte de conquistar el socialismo.

Creo que estamos ante un año realmente propicio para dar la batalla a este Estado terrorista y avanzar en la organización y el fortalecimiento de un combativo movimiento de resistencia. La elevación del nivel de conciencia política que se viene dando en los últimos años y el descrédito del régimen, no cabe duda de que nos allanan el terreno para poder organizar una boicot activo y masivo a las próximas pantomimas electorales, a través de la formación de Comités o Plataformas de todo tipo. La cuestión es impulsar esa vía con amplitud de miras y profundidad política, para desarrollar la unidad con todo tipo de colectivos o partidos políticos antifascistas en torno a unos mínimos objetivos y consignas concretas, en la perspectiva de ir avanzando en la constitución de un amplio movimiento que asuma nuestro programa táctico por la conquista de un verdadero marco democrático.

En este sentido me parece importante el paso que ha dado la Coordinadora Antifascista de Madrid, denunciando las detenciones de nuestro abogado Olarieta y otros solidarios con nuestro colectivo de presos políticos y, sobre todo, asumiendo la lucha por la Amnistía. Y la cosa es que de un tiempo para acá hay un goteo importante de colectivos antifascistas que vienen asumiendo esa vía. La cosa es ir desarrollando ese proceso sin prisas y sin caer en el activismo desaforado, centrándonos en la discusión política para elevar el nivel de conciencia y asimismo en el desarrollo de unos métodos de lucha y de organización adecuados a las condiciones que tenemos en nuestro país.

Aún no me he enterado muy bien del carácter de las manifestación es que están convocadas para hoy, pero creo que son, en contra de la “Ley Mordaza y por las libertades”, así que pueden ser bastante importantes.

Por aquí también está la gente muy cabreada por la puesta en libertad de Bárcenas, pues apenas dan la libertad provisional a nadie, y eso con peticiones de prisión muy inferiores a los 42 años que le piden a este pájaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.