Arantza, desde Villena-Alicante II, a 10-08-2014

Hola majo!

Ahora es cuando debería, se supone, empezar con las disculpas para tan enorme retraso, pero lo cierto es que no hay nada que lo disculpe, y menos si te cuento que ya meses atrás empecé esta carta pero la dejé sin acabar y… hasta hoy. Me dejo de disculpas varias y te cuento qué tal por aquí. Vamos allá.

Aquí hay días que no se puede respirar en el chabolo, hoy por lo menos corre un poco el aire. Yo aguanto bien el calor, pero hay alguna compa que lo lleva fatal. Voy pudiendo descansar por las noches, y eso ya es un triunfo. Todo hay que decirlo, me rapé la cabezota hace un mes y claro, el pelo super corto es una gozada con tanto calor.

Te cuento que de las operaciones estoy prácticamente recuperada, alguna pequeña molestia pero poca cosa. Estoy volviendo a hacer ejercicio suave suave para coger un poco de forma a toda esta historieta. O sea, pasitos ligeros, subir y bajar escaleras, un poco de bicicleta y pesitas. Todo muy medido para no forzar y tener un susto. Tras tanta cama y ritmo tortuga, ahora unas escaleras ya me sacan agujetas, tremendas en los muslos. Así que correr todavía va a tener que esperar un tiempito. Además el estar en forma me vendrá bien para afrontar la quimio, cuanto más en forma, mejor recuperación tendré. Tengo ganas ya de empezar, porque cuanto antes sea antes se termina el plazo de 6 meses. La operación fue muy bien, pero nunca te aseguran al 100% que estás “limpia”; así que el tratamiento es para asegurar, para aproximarse a esa “limpieza”. Durante años tendrán que hacerme controles, pero vamos, que todo esto es lo habitual en esta enfermedad.

Voy a cambiar de tema, que últimamente no hago más que partes médicos, y es muuuuuy aburrido. En estos días es más que probable que estés de fiestuqui. A gusto me iba yo a tomar unos potes contigo por ahí, y luego un buen bocata. Lo que es una, el día que pueda se pone las pilas alcalinas y como dice una compa de por aquí ¡a darlo todo! y seguro que hay quien me quiere acompañar jajaja.

Ya me contarás qué tal tú por ahí, qué tal va todo. Yo aquí disfrutando de tener a David cerca, aunque a veces parezca que estamos en cárceles diferentes. No me quejo, teniendo en cuenta los años de separación, ahora estamos de lujo. Nos vemos una vez a la semana por locutorios, con un cristal por medio que por regla general, suele estar bastante sucio; el cual limpiamos para poder vernos sin “manchas”, pues parece tuviéramos una enfermedad sospechosa. Luego tenemos 2 vis a vis al mes, de hora y media cada uno. El reloj corre esos días como con pilas nuevas. En fin, aprovechando cada minutito y exprimiendo los momentos. Por lo demás, mi rutina habitual, leer, estudiar, escribir carticas, alguna manualidad muy de vez en cuando, y poco más.

Y observando como está el mundo de calentito. La hipocresía en los medios estos días ha sido enorme. Mientras decían que abatir el avión en Ucrania es un crimen de guerra, el ataque sionista a Palestina solo ha merecido una reprimenda, en el mejor de los casos, cuando no resulta que les proporcionan a Israel más armamento. El nivel de enfrentamiento entre los imperialistas sigue subiendo, y las cuchilladas son variadas, sin ir más lejos la última de los rusos a las economías europeas. Oía en la radio hace dos días que a la región de Murcia le va a salir el cierre ruso unas pérdidas de 25 millones de €. Y claro, quien no se esperase algo así, es que no se entera qué está sucediendo. Yo le decía a David que lo del avión era subir un escalón en el enfrentamiento (independientemente, como le dije, de quien lo haya hecho), y el tema de cerrar fronteras a productos de ciertos países, o de cortar el gas cuando llegue el invierno, no son cuestiones a menospreciar. Y debe ser cosa del calor, pero se me acaba de ocurrir un buen negocio: comerciante de mantillas para calentarse, vamos, como el que vende paraguas un día de lluvia. Ríete sí, pero verás como llevo razón.

Palestina. Mejor ni hablar. Le decía a David en el vis, me entra una mala leche y una rabia cada vez que cojo el periódico y/o escucho la radio (no tengo tele), que de tanta mala leche me entran ganas enormes de llorar por no poder liarme a tortas con quien se lo merece. Voy a cambiar de tema que de veras me calienta la boca y al final me abren una nueva causa, como a esa gente que opina en el internet de las narices, que mira tú por donde al menos cada vez hay más personas siendo conscientes que lo de la libertad de expresión depende de lo que digas… ¡como siempre!

Y del reino de España qué te voy a contar, si como me decía una camarada somos más chulos que nadie, lo de “somos” entendámoslo como una forma de hablar. Pues eso, como dicen por aquí, pá chulo mi pirulo, no teníamos suficiente con un rey y una reina que ahora tenemos 2 reyes y 2 reinas. Es que la marca España es mucho…
La gente que me escribe me cuenta que un día sí y otro también hay manifestaciones por algo, y aunque no nos lo cuentan, el cabreo sigue ahí y va en aumento. Por allí las cosas ¿cómo van?. Sabiendo sus particularidades propias, la clase obrera es clase obrera en Madrid, Donostia, Cuenca… y los palos caen sobre ella indistintamente de donde se encuentre.

Por hoy te tengo que ir dejando, que en ½ hora tengo que entregar la carta.

Cuídate mucho, disfruta el veranito todo lo que puedas (ya me contarás) y que todo vaya lo mejor posible. Un puñao enorme de besos y achuchones.

Amor y fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.