Aún de trabajando, en el umbral de la pobreza.

30 marzo 2014

Me cambiaron ayer por la tarde porque, al parecer, el seis lo van a transformar en terapéutico, de recuperación de toxicómanos. La cosa es que me cogieron totalmente desprevenido, ya que la mayoría de los traslados, los habían hecho de forma paulatina anteriormente. Los “compis” por aquí me ayudaron a recoger y trasladar las cosas que, entre “pitos y flautas” y sobre todo libros, son un montón y pesan lo suyo, je, je. Lo peor en estos casos suele ser el panorama de suciedad, que se encuentra uno en la nueva celda, pero en esta ocasión la verdad es que he tenido bastante suerte, y no me he encontrado mucha porquería.

Todavía no me he enterado bien de cuando son las comunicaciones aquí, pero creo que deben de ser los domingos a las 5 de la tarde.

Bueno, contesto a la tuya del 1-3, que me llegó a mediados de la pasada semana. Pero por las circunstancias del cambio en esta ocasión no me enrollaré mucho. La pasada semana también me devolvieron una carta que hace unos dos meses yo le envié a Santiago a Jaén. Me dicen que ya no está en esa cárcel, pero saben que lo trasladaron a Huelva y no se molestan en enviársela, para fastidiarnos un poco más.

Cada vez se pone más difícil el andar por la calle con cierta tranquilidad; y aquí también se percibe la entrada de más gente que no era delincuente habitual, y en estos momentos roba lo que puede en coches, casas, o al tirón…

Estoy de acuerdo con lo que me comentas respecto a la despoblación de estas zonas pues también lo escucho por la radio. La cuestión es que creo que, en estos momentos, hay más emigración desde las zonas urbanas hacia el extranjero, sobre todo Latinoamérica y a la propia Cuba. Lo dijeron el otro día en TV, y creo que son 700.000 personas las que han emigrado en los últimos ocho meses. Ese también parece ser el secreto de que “mejoren” un poco las cifras del paro y algún otro parámetro macroeconómico. Pero la economía en general, tanto aquí como en el resto de los países más desarrollados, sigue estancada; a pesar de que en los últimos años los grandes empresarios han conseguido aumentar en gran medida, la plusvalía absoluta disminuyendo el precio de la mano de obra. Ellos mismos vienen reconociendo que, en estos momentos, gran parte de la gente que está trabajando vive ya dentro de lo que se llama el umbral de pobreza, teniendo dificultades para poder alimentarse o alimentar a los hijos suficientemente. Si no fuera por la solidaridad de la propia gente trabajadora y organismos como Cáritas, la situación sería aún mucho más dramática, y hasta es probable que ya se hubiesen producido estallidos desesperados de protesta. Pero este tipo de lucha espontánea, si bien está sobradamente justificada, también es fácilmente controlable y desarticulable por los aparatos represivos. La cuestión es que se puede avanzar lo más rápidamente en la organización del movimiento de resistencia en torno a unos métodos de lucha independiente que no puedan controlar, y asimismo en base a nuestros programas táctico y estratégico, que ya empiezan a ser aceptados por gran parte de los trabajadores.

Estoy bastante de acuerdo contigo, respecto a que en estas zonas de poca población algunas manifestaciones “solo sirven para dejarse marcar por la policía y los burgueses” lo que posteriormente se puede traducir en represalias de todo tipo… En fin, que si cabe así es más necesaria que en otros lados la labor de los Círculos Obreros subterráneos o clandestinos (como en su tiempo funcionaron las CC.OO) para llevar a cabo las tareas sindicales, hacer denuncias y preparar protestas de la forma más subterránea posible para eludir la represión. Recuerdo que por Galicia en torno a los Círculos Obreros también funcionaban “Comisiones de la estaca” contra patronos fascistas o esquiroles; o grupos que organizaban sabotajes, etc. Las huelgas y las manifestaciones hay que procurar hacerlas de forma que la represión no pueda alcanzar a los que las promueven, nombrando, por ejemplo, Comisiones de delegados que son meros portavoces de las asambleas y que aparecen y desaparecen de los años 60-70 del siglo pasado. En este sentido hay que ser consecuentes con que en nuestro país sigue sin haber libertades sindicales y políticas.

Sobre las llamadas marchas por la dignidad y la gran manifestación del 22 en Madrid no tengo mucha información; pero por lo que he podido vislumbrar desde aquí, creo que la convocatoria ha estado demasiado centrada en las denuncias de los recortes económicos y sociales, aunque no se haya vaciado dl todo de contenido político y se haya remarcado que no tenemos suficientes derechos y libertades, y que hace falta un nuevo proceso constituyente. Todo apunta a que se ha hecho de esa forma para arrastrar a los sectores más atrasados y que están detrás los de IU y otros elementos reformistas, que no pretenden otra cosa que dar algo de oxígeno al régimen haciendo otra pantomima de “transición a la democracia” como la anterior. De todas formas, también ha quedado patente con diversas consignas, que ya existe un amplio sector que está muy próximo a nuestro programa táctico, y al menos por una ruptura con el régimen actual que no traiga libertades elementales. Otra cuestión importante ha sido la resistencia que se ha opuesto a la policía, demostrando el camino de la lucha. En términos generales bien se puede hacer una valoración positiva del 22M y los dos días posteriores, aunque para elevar la conciencia política de los trabajadores y poder poner contra las cuerdas a este estado terrorista, hay que elevar el listón político de los reivindicaciones en la línea de nuestros programas táctico y estratégico.

Otra cuestión realmente llamativa es la amplia campaña de todos los medios propagandísticos, para poner a la policía que reprimió la manifestación como víctima y a los manifestantes como violentos y terroristas, con el claro objetivo de endurecer la represión de las manifestaciones e imponer la llamada “Ley de seguridad ciudadana” que criminalice con graves penas de prisión el derecho de manifestación y de expresión. Curiosamente, la ”guinda” de todo este montaje la acabo de escuchar hace unas horas en la TV, al señalar las primeras páginas de los periódicos: El ABC, viene a decir que los GRAPO y Resistencia Galega están detrás del actual radicalismo en las manifestación de la izquierda. En fin, que si hasta estos momentos había una campaña de silencio en torno a nuestro Partido, de ahora en adelante será al revés, nos culparán hasta del cambio climático, je, je. Y eso traerá más, represión.

Ayer por la tarde también se ha desarrollado en Barcelona una multitudinaria manifestación pidiendo la libertad de los detenidos por el cerco que hicieron allí a los diputados después del 15 M. Y a la misma hora en Madrid el 25S se manifestaba la puerta del Sol contra la monarquía. El panorama político se anima bastante je, je.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.