Arantza, desde Brieva-Ávila, a 15-08-2011

“Prisión de Brieva, 15 agosto 2011:

Hola guapetonxs, (…) Por aquí bastante bien, lo cierto es que está haciendo calor así que tenemos buena disculpa para comernos un heladito de vez en cuando. Y como como de todo, todo me gusta, y soy de buen comer… jeje.

De salud parece que soy de buena calidad, y la única preocupación sigue siendo el tratamiento de la boca. Últimamente no he tenido problemas con la gingivitis, pero sigo con las consultas y tratamientos con el dentista, dos años ya sin fumar y uno sin tomar café, lo cual ayuda mucho para no empeorar la enfermedad bucal. Me la cuido bastante bastante, pues no quiero acabar como alguna por aquí ni gastar un dineral a lo tonto jiji. De la vista, tras meterme mis amigxs las gafas nuevas, he descubierto todo un mundo jaja, y es que estar más de 5 años en un chabolo desde el que no se ve lejanía, ni campo, pierdes mucha referencia de las distancias.

Pero lo que sí sigo viendo estupendamente son las cartas y postales. He recibido alguna de las vacaciones, bien bonitas por cierto, pero… otras no las he recibido porque hace tiempo que no me escribís contándome cómo os va la vida por ahí fuera… Os lo digo porque el otro día una amiga me decía que “no tenía grandes cosas que contarme, pues solo trabajaba, salía de vez en cuando, iba a los cursillos en que estaba apuntada y poco más”. Le he contestado en mi carta que si todo eso le parecía poco para contarme, que muchas veces me interesa lo que más eso, cómo le iba el día a día, que hacía en el curro y cómo le iba… En fin, que me encantaría que la gente no se cortase y saber también de sus vidas diarias. A lxs amigxs que me visitan no da tiempo en exprimirles en sólo 40 minutos jaja. Y se agradecen foticos para mi “ventana” personal. Que ha nacido ya (…) hace unos meses y le voy a conocer por foto cuando haga la mili jajajaja.

En cuanto a la vida por aquí dentro, en estos momentos el módulo está relativamente tranquilo, aunque lo de relativo es algo… ayer mismo hubo una pelea, y algo excepcional fue que nosotras las políticas nos implicamos. Siempre nos mantenemos al margen, pues peleas las hay todas las semanas. No siempre llegan a las manos de forma violenta como ayer. Y siempre son por lo mismo, tabaco, pastillas y celos. Pero la de ayer era además excepcional porque la cosa era entre una pareja, una moza muy joven, de 19, y un transexual, de 40, que Concha y yo conocemos de muchos años de maco y que coincidimos las dos que maltrataba a sus parejas. Pero con esta chavalita era ya muchísimo, amenazas, insultos, amagos de pegarle… Aquí por desgracia, los roles chungos es lo que más se ve. Ellas tienen bastante interiorizado que lo normal es que les levanten la mano y otras historias claras (aunque en ocasiones se rebelen). Y ellos -los trans y las que van de lo que llamamos machitos- piensan que son quienes dan las órdenes, a quienes les tienen que lavar la ropa y hacer todo, y los que en un momento dado pueden pegar. Total, la pareja en cuestión, desde el principio ha tenido serios problemas, a mansalva. Cuernos y celos, sometimiento. Se insultan y se dicen de todo (imposible reproducir las barbaridades). Pero ayer llegaron a las manos y aunque tres funcionarias salieron de la garita y no supieron -no saben lo que no quieren- sujetarlo para que no le pegase más… Así que nos lanzamos a agarrarle a él para evitar, entre otras cosas, que le diese un patadón en plena cara. Ahora, él está en aislamiento, pero lo más triste es que ella sigue mandándole tabaco y queriendo estar con él.
¿Dónde están las personas profesionales que deberían estar trabajando con ella -incluso con él- para ayudarla a comprender que las relaciones emocionales no son así, que el amor y el cariño es algo muy diferente? ¿Qué hacen las llamadas psicólogas, educadores, asistentas y demás familia?. Las historias por aquí son bien dramáticas. Hay una presa, enferma mental, cuyo estado ha empeorado desde que llegó a Brieva. Continuamente habla sola, es como si estuviese con ella otra “persona”, ríe, llora, chilla… No solo durante el día, hay noches que se tira horas y horas gritando y haciendo ruido, con lo que además, las mozas que están a su lado o se pasan la noche en vela o se ponen tapones para poder “dormir”. Se supone que tiene medicación, pero hemos comprobado que hace lo que le viene en gana con ella. Todo el mundo es consciente de su estado, habla sola delante de la garita, en medio del patio, en el comedor delante de las que reparten la comida, pero nadie hace nada. Para empezar, NO debería estar aquí, módulo de 1er. grado, y debería tener un seguimiento médico diario y control sobre su medicación. Pero aquí se lavan las manos, diciendo que ella ha rechazado alguna medicación. Una compa vasca dice que la mayoría de las que están aquí, primer grado, necesitarían ayuda psicológica y de educadores (hace unos días les dio a tres de ellas por cortarse las venas) y no la hay. Porque en ese tremendo acto no hay ningún plan reivindicativo, ni nada que se le asemeje, serio. Nos reímos diciendo que haber cómo salimos nosotras dentro de tantos años… Bastante si conseguimos mantener la cordura ja. Lo cierto que el poder de adaptación del ser humano es impresionante y, en nuestro caso, conseguimos llevarlo bastante bien y sin perder el buen humor. El domingo mismo improvisamos una fiestica porque nos apetecía. Tartica casera, picoteo aceitunil, y cervecitas sin bien fresquitas. Y además jugamos a un juego (Rummikub) que nos tiene bastante entretenidas. O sea, una buena tarde con buenas risas.

Aquí, aburrir no nos aburrimos, alguna vez comentamos que no tenemos todo el tiempo que nos gustaría para hacer las cosas que nos gustaría. Buaa, yo por ejemplo agosto estoy de vacaciones de estudio oficiales. He aprobado el bloque general de lengua, inglés y comentarios y el específico lo hago en junio del que viene. Así que ahora ando con otras lecturas no oficiales pero muy interesantes. Y haciendo alguna manualidad (cerámica, camisetas con fieltro, marcapáginas, collares, pendientes… Aquí, sobrar tiempo no sobra, sobre todo si te lo organizas bien. (…)

Ayer hablé con David (Garaboa Bonillo -militante del PCE(r) preso desde 2005-). 10 minutitos nos dejaron. 10 minutitos que se pasan volando. Sí, solo dos llamadas al mes. Es lo que hay así que los exprimimos a tope. Está bien, a pesar de continuar en el módulo de aislamiento desde hace año y medio. Siempre está alegre y de buen humor, y organiza su tiempo como un ratoncito de biblioteca, y está adaptado a lo que hay. Es el único preso político que está en aislamiento en Villena (Alacant). El resto de políticos de 1er. grado está en módulos de 2º, con una situación de restricciones pero bastante mejores condiciones que las de aislamiento. Y no tienen intención de sacarle de ahí, pues ya le dijeron que había órdenes de no juntarle con ningún otro preso político. Así que tiene boletos para estar en esas condiciones hasta que salga a la calle.

En cuanto a la obligada “boda” con David para que nos consideren pareja, hemos estado a la espera hasta ver qué decidía el juez. Primero tuvimos que poner queja para que nos diesen comunicaciones íntimas que como pareja nos debieran pertenecer. Después de un año el juez nos dio la razón, que tenemos derecho a ellas. El fiscal recurrió ¡simpático él! Y tuvimos que presentar nuevas alegaciones, y ahora a espera de que conteste el juez, suponemos que cuando se cumpla el año, allá por otoño. Lo llevamos con paciencia y buen humor, y nos hemos hecho a la idea de que nos veremos cuando él salga a la calle, un año antes que yo. Es lo que tienen los “demócratas”, siempre respetando derechos y mirando por el bienestar del pueblo.

Hablando del pueblo ¿cómo veis el panorama por ahí? ¿Hay muchxs indignadxs? ¿vosotrxs estáis indignadxs?… A ver si me lo contáis.

Aquí en el módulo estoy con Concha y dos compas vascas. Está esperando que la operen de varices, y así lleva un año. Su madre está muy enferma [falleció el 21 de agosto. n.r.] y aquí andamos compartiendo patio y buenas conversaciones. Por lo demás está bien.
Isabel está en otro módulo y nos es muy difícil saber de ella -es la única política de ese módulo-. Es como estar en cárceles distintas. La última vez que llegamos a verla nos dijo que le operaban de cataratas en septiembre, y que cuando termine la llevan a Topas (Salamanca) pues allí la tienen que operar de la espalda. Esperamos no demoren mucho lo de Ávila, pues lo de Salamanca lleva ya meses de retraso.

Besotes y achuchones. Cuidaros mucho y que todo vaya estupendamente por ahí fuera. Se os quiere. (A portarse mal jiji)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.