Sobre la situación internacional.

esde Villanubla-Valladolid

Cárcel de Villanubla, Valladolid, diciembre 2010

Ese colego:

Todo un lujazo, oye, el patio y la salita para mí solito, sin nadie que me pida tabaco y toda la pesca… Como ahí fuera hace una rasca tremenda y ha venido el oso a sacarme la bufanda a guantazos, he decidido refugiarme en la sala y aprovechar para responder a tu carta de septiembre.

Con lo que me cuentas de cómo andan las cosas por la puta rua, pues casi ni tan mal por aquí dentro, sin tener que preocuparme del curro, alquileres, la subida de la cebada malteada… Lo que no sé es si los rojeras de los sindicatos te van a salvar de tener que tostarte al sol los lunes, los domingos y fiestas de guardar, pero seguro que a ellos se les ha abrasado el culo al calor del tremendo éxito de eso que llamaban huelga general. A los apaga fuegos se les han jodido las mangueras justo en el momento en que el incendio puede escupir fuego por todas sus bocas. Y ahora vendrá el batacazo de los socialistas en las municipales y autonómicas, de lo cual Cataluña ha sido sólo un aperitivo. Y de ahí derechitos a la hecatombe de las generales, sin contar con que vengan los del mazo y los intervengan. ¿Y con un equipo de la derechona tan rancio y casposo van a poder gestionar tan tremendo aislamiento social, tan descomunal desprestigio de todas y cada una de sus instituciones y lidiar con las chiquicientas plagas bíblicas de la economía? Que una cosa es instalarse tan ricamente en la crisis y otra un pelín distinta es que la crisis se instale en ti y amague con lanzarte el primer bocado directamente a la yugular.

Por eso mismo te comentaba lo del peligro de desintegración territorial como una posibilidad muy real y no tan alejada en el tiempo. Mira, nosotros hemos cometido algunos errores de subjetivismo, fundamentalmente en los terrenos que señaló “Arenas” y es posible que en algún otro terreno secundario más, pero en lo que concierne al análisis internacional y la tendencia a la III Guerra Mundial, a las características y profundidad de la crisis económica y al tema de la desintegración de la UE y sus consecuencias dinamiteras en España, ahí “Arenas” lo clavó con puntos y comas y hasta en los signos de interrogación.

Lo que pasa es que este proceso se ha ido desarrollando con muchísima más lentitud de la que nadie se hubiera imaginado. El lento, lentísimo despliegue de la III G.M., también ha ralentizado la desintegración de la UE. Pero no ha podido detenerlo y hoy está sobre la mesa con toda crudeza.

Tienes razón en que la gran burguesía nacionalista teme muy mucho este escenario porque, efectivamente, como tú dices, también se crearía una situación revolucionaria en sus propias naciones. Por eso nosotros apuntamos en que será su última opción y a la desesperada. Pero llegado el momento, toda la situación de postración del movimiento obrero y la debilidad de sus organizaciones de vanguardia, ése será un riesgo menor que asumirán. Por el contrario el riesgo que no van a asumir es el de seguir atados y uncidos a un Estado que naufraga y les va a arrastrar al suicidio económico. Dicho con otras palabras: de la mano del Estado español acaban fumando grifa con el moro en alguna jaima del desierto, mientras que volando por su cuenta podrían, mal que bien, permanecer en la Europa alemana, así sea asidos a su bota.

Y esto está directamente relacionado, a mi juicio, con los ataques “financieros” a Irlanda, Grecia, Italia, Portugal y España. Cuando fue la crisis de la invasión de Irak, de la mano del Aznarín, precisamente esos países formaron un bloque descaradamente pro-yanki y anti-alemán. Por eso, en mi opinión, no es que Alemania vaya a dejar todo el flanco sur en manos yankis, sino que ese flanco sur ¡ya está en manos yankis! Y de lo que se trata por parte de Alemania es de dejarlo descalabrado y hecho unos zorros. Desde luego, las causas económicas están en la base de los problemas de esos países, pero sin el impulso político de una mano “oculta”, esos países no hubieran sufrido los descalabros en la dimensión en que se han producido. Y no creo que haya nadie que ponga en duda que esa mano “oculta” es la alemana.

En cuanto a España, la duda está en si la van a abrir en canal de un solo tajo o si esa operación la van a hacer por etapas, dado que por su volumen y tamaño se les podría atragantar si se la zampan de un solo bocado. De lo que no hay duda, como tú acertadamente señalas, es que, con parche en el ojo y el cuchillo entre los dientes, el reparto de los ricos mercados y los avanzados medios de producción europeos ya ha empezado. Y Alemania pretende matar, tres, cuatro o cinco pájaros de un solo tiro. Desactivar el caballo de Troya que los yankis tienen dentro de la UE para boicotear o cuanto menos debilitar la Europa alemana; someter la parte más jugosa de los mercados de esos países al dominio financiero de su bota y acabar dejándoles literalmente en pelotas, descalzos, medio tuertos, mancos y cojos para que no enreden en su enfrentamientos cada vez más abierto con los yankis.

En lo que tienes más razón que un santo es en lo de que ha sido el sector militarista quien ha abocado finalmente al MLNV a un infernal callejón sin salida. Ellos son quienes han tenido en sus manos la dirección del proceso y suya es la responsabilidad de haberse deslomado embistiendo contra el muro. ¡Y no habrá sido porque nosotros no se lo hubiéramos advertido! Y también tienes razón en que persistir en esa estrategia sólo podía conducir a ahondar el foso que ellos mismos se cavaron bajo los pies. Pero esto no quita, a mi juicio, para calificar el giro dado por el sector reformista de vergonzante claudicación y deserción a la carrera del campo revolucionario. Por eso, si quieres que te sea sincero, no creas que tengo yo muy claro que debamos respetar esa decisión por mayoritaria que sea, que lo será. Mira, aunque mi memoria ya no es lo que fue y que no recuerdo bien los aspectos concretos, tengo la impresión de que ni los poli-milis fueron tan lejos. Creo que en mi anterior carta te comentaba que el Estado no iba a aflojar ni un solo tornillo del andamiaje del terrorismo de Estado, que ni siquiera iba a modificar la Ley de Partidos y que sería el MLNV quien acabara pasando por ese aro. Pues ya lo han hecho, con la aclaración de que lo que rechazan no es la lucha armada sino también ¡toda manifestación y expresión de violencia! Otros que también piensan que se puede poner fin a la lucha de clases por decreto.

Lo que no se va a producir es ningún tipo de escisión o rebelión interna, entre otras cosas porque el sector que sigue estando por la resistencia no se ha apeado de la estrategia militarista y, por tanto, no tiene alternativa que oponer al sector reformista. A corto plazo y por un periodo todo va a quedar planchado y más que planchado y los reformistas engatusarán a los sectores populares con el ilusionismo de los avances por la vía institucional. Mientras que el sector que está por la resistencia, que será muy minoritario, sin base y sin apoyo social, tendrá que realizar su propia travesía del desierto de la desmoralización, la frustración y la impotencia. Los efectos de una derrota suelen persistir por un tiempo y cuesta mucho revertirlos. Sólo cuando a medio y largo plazo la vía institucional se muestre claramente como una vía muerta, volverá a replantearse la necesidad de retomar la lucha nacional consecuente sobre bases nuevas. Claro que este proceso podría acelerarse mucho dependiendo de cómo evolucione la situación en el resto del Estado. Y, efectivamente colego, nos van a dejar solos en el Movimiento de Resistencia, lo cual, dicho sea de paso, para que vamos a engañarnos, es una señora putada. Pero, oye, quien dijo miedo habiendo hospitales. Y si el cielo sigue negándose a apiadarse de nosotros, pues nada, cruzamos de acera y llamamos a las puertas del infierno.

P.D. Tras serias amenazas de fusilamiento inmediato, mi diabetes se ha contenido y se está portando razonablemente bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.