Israel Clemente desde la prisión de Botafuegos: Quién gana y pierde con el virus, y la situación en la cárcel gaditana.

Cartel, romper el aislamiento de ICL. Escríbele.

Cartas desde prisión

Israel Clemente López

Algeciras, Prisión de Botafuegos. 21 de marzo de 2020

Cada vez que escucho los «informativos» de la tv me quedo más atónito. Hace unos meses nos dicen que iba a suceder todo esto y no nos lo hubiésemos creído. Parece el guión de una película de ciencia ficción, ¿verdad?

Las consecuencias económicas van a ser enormes y prolongadas en el tiempo. Al final la crisis la volverán a pagar los de siempre, l@s trabajador@s más explotados y precarizad@s.

Los estados aprovechan la coyuntura para hacer experimentos de control social propios de tiempos de guerra. Van a acumular mucha experiencia reciente en este sentido. Las nuevas tecnologías les ayudan a ello. El «glorioso» ejército reconvertido poco menos que en una moderna y todopoderosa ONG.

Control social, espacial, y del conjunto del territorio. Cúpulas centralizadas que funcionan de gobierno en la sombra. Militarización del conjunto de la sociedad y de los espacios públicos.

Los capitalistas extraerán valiosas enseñanzas de esta experiencia para ser aplicadas en tiempos de guerra. Lo van a rentabilizar.

A nivel mediático, ha desaparecido del todo otro tipo de informaciones no relacionadas con la pandemia global.

En cuanto al circo político y el cretinismo parlamentario, el tiempo dirá si el gobierno de socialfascistas y podemitas es capaz de sobrevivir a su gestión de esta crisis y, lo que será más duradero, a las de sus prolongadas consecuencias. Soplan vientos recentralizadores.

Los imperialistas occidentales, con su típica prepontencia eurocentrista, se rieron mucho de China y de las dificultades que atravesó inicialmente. Ahora se han vuelto las tornas y es la Europa imperialista la que necesita desesperadamente asesoramiento (y ayuda material) china.

Fíjate el caso de Italia, la primera ayuda internacional que ha recibido ha sido la china (ni siquiera de la UE) e incluso de médicos cubanos.

En mi opinión todo esto demuestra la superioridad abrumadora de la organización social socialista sobre la capitalista. A China le han ayudado los rasgos socialistas (pese a ser un país capitalista) que aún conserva en su economía, Estado y sociedad.

En cuanto a teorías conspirativas de todo tipo, aun es muy pronto como para poder aventurar conclusiones definitivas. Sí que resulta sospechoso que el virus estalle en China en el preciso momento en que este país mantiene una tensa pugna con EEUU en cuanto al desarrollo del 5G (Huawei), la inteligencia artificial y la biotecnología del futuro próximo. Por no hablar de otras cosas:

Los imperialistas yanquis son moralmente (por su absoluta ausencia de moral) capaces de eso y de mucho más, hasta llegar al genocidio, para tratar de conservar su hegemonía mundial en acelerado declive.

No obstante, hay ciertas dudas acerca de que hayan sido los autores a través de un ataque biológico. Los efectos del coronavirus ya se extienden por los mismos EEUU, afectando crecientemente a su población. Aún más, la crisis económica que esto ya está provocando también ha afectado muy negativamente a importantes sectores de la economía estadounidense: bancos, petroleras, industrias automovilísticas, del acero, textiles, etc. Hay que tenerlo en cuenta.

A nivel mundial, los grandes beneficiados son las compañías ligadas a la biotecnología y los grandes monopolios farmaceúticos (esos vampiros sin alma).

Dado el grado de entrelazamiento del capital financiero, las sociedades que los controlan tienen también participación e intereses en otras ramas de la economía que van a resultar muy perjudicadas. Ganan por un lado, pero pierden por otro… De ahí mi apelación a la prudencia, amiga, por internet circulan teorías de todo tipo, y mucha desinformación.

A medida que esta crisis se desarrolle, si se prolonga más o menos, el confuso panorama debería de ir aclarándose algo.

La evolución no deja de ser preocupante, y siempre quedan dudas en cuanto a lo que se hace público. y lo que no. ¿nadie había previsto el rápido desarrollo de este escenario? Resulta sorprendente.

Por aquí las actividades se han reducido, pues con lo del estado de alarma sólo accede personal esencial,y eso excluye monitores deportivos, profesores, ONGs y hasta parte del equipo técnico de la cárcel. No salimos del módulo para nada. Han aumentado las llamadas que podemos hacer para compensar por las comunicaciones cortadas. El domingo pasado también anularon ya las comunicaciones por locutorio. En vista del precario estado de los servicios médicos aquí dentro son medidas que tienen sentido, pues como se dé un brote del virus lo van a tener mal para contenerlo, dadas las especifidades del medio cruzaremos los dedos.

Suelo llamar a mi madre cada dos días, con sus 83 años y como tenga la salud es para preocuparse.

ICL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.