Miles de quejas de sanitarios públicos, mientras la privada de vacaciones. Fusiles de asalto contra virus / Las prohibiciones no paran la solidaridad con Pablo Hasel en las calles.

Sobre puño alzado «Sanidad 100% pública. Médic@s, enfermer@s, celador@s denuncian».

Lucha política, lucha obrera, o caos

Muro de solidaridad y denuncias:

Sería urgente nacionalizar y expropiar la sanidad privada. Fuera el control policial y militar. Que se lo apliquen a los empresarios.

-De las trabajadoras y trabajadores de varios hospitales, en las redes:

*“(…) Mecaguen… los hospitales públicos de muchas ciudades colapsados.

La sanidad privada en los laureles del éxito. Los y las obreras cayendo uno a uno con el virus en fábricas apestadas por el no cierre a cal y canto. Los militares controlando las calles con fusiles de asalto contra un virus. Los patronos obligando a trabajar en sectores lejanos de necesidad pública. Los políticos improvisando, siempre cuidando los dineros de las grandes empresas y monopolios. Cientos de miles de familias de trabajadores que estaban ya en la cuerda floja económica y que dentro de 2 o 3 meses estaremos en la ruina de ahorros. Y los que aguanten 4 o 5 meses. O 6 o 7 y luego la pobreza. La Banca haciendo más caja con la inversión urgente de lo público. Miles de EREs que terminarán en despidos ilegales. Las eléctricas, buitres de alquileres, gasísticas… ganan. Criminalización a las decenas de personas sin techo, cierre de las prisiones y aislamiento total. Con el dinero prestado y no devuelto a la Banca, el robado por la Corona, los cientos de miles de millones por los políticos, empresarios, cuentas ilegales… todo esto se cubriría. Sería devolver el dinero del pueblo, al pueblo, en momentos de urgencia. (…) Esto solo lo hace una Revolución, porque, de nuevo, ya vemos en qué está la “izquierda progresista”. (…) Me llamáis ‘rojo’, como si fuera un insulto. Lo repito, Revolución o coronavirus, este o el siguiente”.

Tuit de denuncia de la falta de material en el Hospital de Henares.

*“La situación es crítica. Estamos trabajando con muy pocos medios. Difundid por favor. No hay respiradores, ni mascarillas…”.

*“Mejor que estos días no os rompáis ningún hueso importante. La planta de traumatología, convertida al 90% en zona para coronavirus”.

*“Intento llegar a casa tras 36 horas en el hospital, reventado.

Estamos colapsados, y andamos con el material contado. Una compañera ha sufrido un desmayo del cansancio absoluto. Me cruzo con el turno de las 14 h. de un polígono industrial. Mucho movimiento a exactamente la misma hora. Falta de planificación total, no cumplimiento del decreto, pues varias de esas empresas no son de industria decretada vital, salvo que así se quiera considerar en estos días fabricar ventanillas de coches o sofás y armarios roperos. Sigo. Cerca de mi barrio hay un hospital privado. Normalidad absoluta en los alrededores. En el mío ya lo veis en las imágenes generales que circulan: colapso, caos de falta de material, plantilla agotada e insuficiente… cuasi militarización policial (y oigo en la radio que también el Ejército). ¡Deberían nacionalizar los hospitales privados inmediatamente! Pienso. Aparco y a los pocos metros me paran unas policías locales para preguntar que qué hacía en la calle. Ambas llevan mascarilla. Tras decirles que soy enfermero, me quejo con genio por lo anteriormente visto. Se callan, levantan los hombros y me dicen que tengo toda la razón, pero que ahora ellos dependen del Ministerio de Interior y andan por la calle “a mandar a paseantes a casa”. Cogen del coche un gel de manos y 4 mascarillas y me las entregan “no nos han dado más”. Y me desean descanso y me llaman “gremio imprescindible”. Y de ellas recibo la queja que “de ser policías poco más que de tráfico, y almacenar llaveros y gafas perdidas en comisaría, a estar militarizados y bajo el mando del M. de Interior”. Llego por fin a casa, tan cabreado, que os pico lo que seguro no soy al único que le está ocurriendo. Ahora, a dormir 24 horas. Perdón, acabo de ver en redes el caso contrario. Municipales de Cádiz a una pareja con perro, creyéndose rambos fascistas. ¿También esta crisis servirá para depurar fascistas en la policía?”.

Foto. Ejército desplegado en Sevilla.

CRIMINALIZACIÓN y GUERRA SUCIA:

-Datos muy a la baja

Si en Madrid no practican pruebas para la detección del coronavirus y en Valencia lo hacen por teléfono, ¡qué credibilidad tienen las cifras que están dando sobre la infección!

-“Me tratan como si fuera un terrorista… y yo no he infectado a nadie”

Dice el “paciente número cero” de coronavirus en España. Es el chivo expiatorio, Fernando Pérez.

https://www.elmundo.es/cronica/2020/03/14/5e6bff0efc6c83894d8b470e.html

-El ejército se despliega en Sevilla, Euskadi, Madrid…

*El ejército se despliega en las “zonas de mayor riesgo” para realizar reconocimientos (no se sabe de qué, pero van fuertemente armados). Las tropas activan su participación en la ley marcial y llaman a los médicos en la reserva para que se reincorporen. Por ejemplo en Sevilla con la excusa del Covid-19, a pesar de que Andalucía solo tiene el 5,6 por ciento de los casos y de que en las comarcas sevillanas sólo se habían detectado 62 positivos.

Foto. 6 carteles en una pared.

¡Pablo Hasel libertad!

Solidaridad a pesar de prohibiciones

A pesar de las enormes dificultades de estos días, nuestra labor de solidaridad no puede parar. Sólo así podremos evitar el encarcelamiento de Pablo Hasel. ¡Organicemos una respuesta contundente!

Foto. 4 carteles «Libertad Pablo Hasel. Amnistía total», en una pared.

*Carteladas en Asturies.

La próxima semana se reúne el T.S. para decidir el ingreso de Pablo en prisión.

Foto. Otros 6 carteles en una pared.

¡Pablo Hasel Libertad! ¡Amnistía total!

Foto. 3 carteles en una pared.

Un comentario sobre “Miles de quejas de sanitarios públicos, mientras la privada de vacaciones. Fusiles de asalto contra virus / Las prohibiciones no paran la solidaridad con Pablo Hasel en las calles.

  1. Sanidad Pública Contestar

    El 18, el jefe del operativo del virus, ese doctor tan «objetivo», dijo que como el apoyo con aplausos y cazuelas a lxs SANITARIOS de la Sanidad Pública estaba saliendo tan bien, esa noche se haría efectivo a los cuerpos policiales. Así, porque a su equipo le sale de los cojones. La noche que cientos de miles de personas salimos a las ventanas contra la monarquía, contra los ladrones reales, para que devuelva inmediatamente el dinero y sea empleado en la crisis sanitaria. Eso ocurrió ayer. Que no mezclen la labor titánica y humana de las y los médicos, enfermerxs, celadorxs…, que está contando con todo el apoyo popular, a reorientarlo a apoyar a la policía, que está multando, armada, controlando ciudadanos, y que jamás se podrá medir por el mismo rasero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.