Difundiendo solidaridad y denuncias: Juan García Martín, Arenas, Hasél, amnistía / Entrevista a Amadeu Casellas / Grito de combate desde 1938 / Alarde antifascista el 12-O en Bilbo.

Cartel con frase y foto de Juan García Martín.

Muro de solidaridad y denuncias:

-Juan García Martín, preso político del PCE(r)

“Yo no tengo nada de lo que arrepentirme; si acaso, y vista mi condena a perpetuidad por hacer trabajo político ‘no violento’, solo puedo arrepentirme de no haber estado de verdad echando una mano a los compañeros de los GRAPO”.

Cartel de La Cheka

Foto. Pegatina. Texto y foto Arenas puño en alto.

-Pegatina Arenas llibertat

“Llibertat Arenas. Volen assassinar-lo silenciosament. No ho podem permetre. SRI”

Pintada en un murete.

-Pintada “Llibertat PCE(r)”

En facebook.

Pancarta en un puente sobre carretera.

-Pancarta por la amnistía.

Lezo. Gipuzkoa. AAM.

Pintada en un muro.

-Pintada “Pablo Hasél Libertad”.

En facebook.

Foto. Amadeu Casellas.

-Entrevista a Amadeu Casellas

De nuevo en prisión, recordamos la entrevista que le realizó ‘La voz de los sin voz’, en 2014. 45 minutos. Historia de su militancia anarquista, sus acciones directas, la prisión, las huelgas de hambre, las relaciones con otros presos políticos…

https://www.youtube.com/watch?v=5bOe5yRanDw&app=desktop

Postal. De un árbol cortado, sale un brote.

-No olvidemos la memoria histórica de los mejores luchadores

Joaquín Revira, militante del Socorro Rojo Internacional (Sección Catalana) durante la Guerra Antifascista:

LLAMADA DE COMBATE

La libertad es cara, hermanos en el combate, ¡La sangre que nos ha costado y que aún nos costará! ¿Pero que importa, hermanos, perder nuestra vida si una maldita gente nos ha hecho militantes de una causa justa que inflama nuestro corazón?

No nos espanta la muerte, ¡Adelante! para que la Historia nos guarde en su memoria y escriba un bello destino para una firme raza, ¡Valor en el combate!, ardor disciplinado, que sienta nuestro paso oomo un potente badajo y que nuestro heroísmo haga estallar al vil fascismo, como un fuerte golpe de mazo.

Venguemos todas las vidas de niños, mujeres y viejos masacrados por los “pájaros” de las malditas huestes, venguemos el horrible crimen cometido contra nuestro pueblo por una casta innoble que tiene un honor tan bajo que vende su tierra al extranjero invasor: no puede haber perdón para quien encendió una guerra contra sus hermanos.

¡Adelante! ¡Bravos camaradas en filas apretadas! ¡Adelante! ¡Contra los tiranos!

(Original en catalán)

Cartel acto el 12-O en Bilbo.

Convocatorias:

-12 octubre. Bilbo. 18,30 h. Sagrado Corazón.

Alarde antifaxista. Desfile homenaje a Eusko Gudarostea.

El próximo 12 de octubre, el día de “la hispanidad”, de “la raza”, de la Guardia Civil, día del inicio del genocidio de los pueblos originarios de lo que hoy conocemos como América, lxs antifascistas vascxs vamos a demostrar que no tenemos nada que celebrar y vamos a salir a la calle realizando un desfile antifascista.

En este acto antifascista recorreremos la Gran Vía bilbaína simulando a los batallones que bajo el mando del “Euzkadiko Gudarostea” desfilaron por ella antes de partir al frente a luchar contra los fascistas. Pero con este acto no solo pretendemos homenajear a aquellxs gudaris y milicianxs, sino que queremos dejar claro que esa lucha continúa y continuará hasta derrotar al fascismo y al sistema que lo impulsa y sustenta, el sistema capitalista.

Desde 1934 hasta nuestros días, en la lucha contra el fascismo no ha habido tregua. Sin querer obviar ni pasar por alto el conjunto de luchas desarrolladas desde la implantación del capitalismo, el levantamiento obrero y popular de Octubre de 1934 contra las políticas del Gobierno de derechas formado por los Radicales y la CEDA, y la brutal represión que la siguió en amplias zonas del Estado incluyendo Euskal Herria, donde se realizaron conatos insurreccionales que acarrearon encarcelamientos de miles de obrerxs, es un claro punto de partida de ello. Pocos meses después, empujados por la victoria del Frente Popular en las elecciones del 16 de febrero de 1936 teniendo como base un programa político democrático y progresista, las masas obreras, campesinas y populares vieron una oportunidad de darle un nuevo rumbo a la Historia. Esto fue lo que generó la consiguiente respuesta militar por medio de un alzamiento fascista dirigido por los sectores oligárquicos representantes máximos de la banca e industria, los grandes terratenientes, la alta jerarquía de la Iglesia católica y la rama más reaccionaria del Ejército. Apoyados por la Alemania nazi y la Italia fascista, el 18 de julio de ese mismo año fueron ellos quienes provocaron la inevitable Guerra Revolucionaria en defensa de la democracia y contra el fascismo que hasta nuestros días sigue caracterizando la esencia de la lucha de clases y la opresión continuada que padecemos. Tras tres años de Resistencia Antifascista popular, los fascistas cantaron victoria pero la guerrilla antifranquista se echó a los montes formando el maquis: Guerrillerxs resistiendo desde las montañas desde el mismo 1939 hasta bien entrada la década de los 60. No podemos olvidar a todxs lxs que continuaron en la misma lucha tras ser militarmente derrotadxs: en la Segunda Guerra Mundial combatiendo en todos los frentes al nazismo alemán, al colaboracionismo francés o al fascismo italiano, en los campos de concentración franceses y alemanes, en el cerco del Leningrado soviético, en la reorganización política del interior y del exilio, etc. Tampoco a los miles y miles de fusiladxs, desaparecidxs, cuneteadxs, torturadxs, encarceladxs,…. por el fascismo. A día de hoy, casi un siglo después, permanecen todavía las cunetas llenas de cadáveres de una generación que no dudó en defender de manera consecuente sus ideales democráticos y de progreso frente a la barbarie impuesta por los padres de este podrido estado que se hace llamar España.

Cuando todo parecía terminado, nuevas generaciones de revolucionarixs fueron surgiendo, organizándose en las filas de las diferentes opciones políticas que existieron y siguen existiendo a día de hoy en el campo obrero y popular: Abertzales, Anarquistas, Comunistas, Autónomas,… Antifascistas todxs.

Desde 1939 hasta hoy, los mismos sectores oligárquicos que aplastaron por la fuerza de las armas todas las demandas democráticas del Frente Popular continúan gobernando. En 1978, al no haberse materializado ninguna ruptura democrática para con el régimen fascista imperante en el estado que lograse establecer unas bases mínimamente aceptables por cualquier demócrata consecuente, solo se dio un lavado de cara que posibilitase dar continuidad a las mismas políticas económicas y represivas contrarias a los intereses de la clase obrera, las masas populares y los derechos nacionales de los pueblos oprimidos como el nuestro. La Constitución que se rechazó en Euskal Herria fue la base principal de aquella operación de maquillaje falsamente llamada Transición. La incorporación al régimen de los sectores políticos claudicantes que se vendieron a cambio de poder gestionar alguna parcela institucional, supuso una nueva traición a las aspiraciones del conjunto de las luchas desarrolladas durante el franquismo. Esta traición no ha hecho más que clarificar diariamente durante 40 largos años que a lxs obrerxs, a los pueblos oprimidxs, a lxs que seguimos creyendo en ideales de libertad, justicia y progreso, no nos valen sus soluciones electorales ni la convivencia con los que nos machacan a diario en nuestros puestos de trabajo o nos desahucian de nuestras casas o exterminan a lxs presxs políticxs y sociales en sus centros de tortura o no nos permiten poder ejercer el derecho de autodeterminación o nos detienen por dar nuestra opinión en las redes sociales o mandan tropas y armamento para destruir y saquear países soberanos bajo el manto de la OTAN. Lo decimos alto y claro, y sin avergonzarnos por ello: no queremos convivir ni con banqueros y explotadores ni con sus mercenarios armados ni tampoco vamos a aceptar las mentiras de los que prometen bienestar a cambio de nuestro voto.

El fascismo no es un partido político concreto sino que es, por encima de las formas concretas que pueda adoptar, la dictadura terrorista abierta dirigida por los sectores oligárquicos al llegar el capitalismo a su última fase. Y es a eso a lo que nos estamos enfrentando todavía por mucho que nos quieran hacer creer que esto es lo que hay. Por encima de los telones, sus disfraces, cortinas de humo y perversión del lenguaje existe esa dictadura y no podemos permitirnos el lujo de dejar de denunciarla y combatirla. Sería faltar a la memoria de todxs nuestrxs caídxs y a eso, no estamos dispuestxs, compañerxs.

Como la historia de este pueblo ha demostrado, generación tras generación, la bandera de la lucha antifascista no ha claudicado, continua viva y aquí estamos nosotrxs para atestiguarlo. Ante la agudización de las contradicciones del capitalismo, como se esta viendo en toda Europa y también aquí, los sectores oligárquicos y monopolistas recurren al fascismo como forma de dominación y defensa de sus privilegios. Es a nosotrxs a quienes corresponde hacer frente al fascismo del siglo XXI. Hacerle frente por medio de la organización y la lucha. Actuando en favor de un movimiento antifascista popular que luche contra el capitalismo dejando de lado las vías reformistas que hagan pensar que existe salvación posible dentro del sistema capitalista. Impulsando y fortaleciendo un antifascismo de clase y combativo en la calle, en los barrios y pueblos, en los puestos de trabajo, en los institutos, en la universidades, en nuestras relaciones cotidianas,… Y ese movimiento antifascista debe ser capaz de forjar la Unidad en torno a unos principios y a un programa de reivindicaciones democráticas que recoja como mínimo el derecho al trabajo y a la vivienda dignos, a la autodeterminación de los Pueblos, la Amnistía, la igualdad plena, real y efectiva entre seres humanos, la disolución de la Guardia Civil o la Audiencia Nacional, la abolición de los privilegios de la Iglesia, esté por una Educación y Sanidad realmente públicas y de calidad al servicio del pueblo, promueva la solidaridad en contra del imperialismo, etc. Hay mucho por lo que pelear y no es una lucha nueva. Son reivindicaciones históricas tan justas como necesarias que tienen forma de futuro. Y ese futuro solo lo habremos perdido el día en que abandonemos el camino de la Lucha.

Hacemos un llamamiento a tomar parte en el Alarde Antifaxista que se va a llevar a cabo el 12 de Octubre a las 18:30 desde el Sagrado Corazón de Bilbo y animamos a formar parte de los diferentes batallones que desfilarán por la Gran Vía, así como a marchar tras la pancarta que irá detrás de los mismos bajo el lema “Atzoko eta biharko Erresistentzia Antifaxistaren alde”.

Ayer y hoy, frente al fascismo ¡Organización, Formación y Lucha!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.