Pelear contra el cierre de Vesuvius Langreo / Los bastones de la dignidad / Las bombas españolas que matan en Yemen / Farmacéuticas, 170 robos en cada paquete / Vientos del pueblo me llevan…

Foto. Trabajadores preparando barricada de neumáticos.

Movimiento obrero. Sus luchas. Su situación:

-Vesuvius Langreo, peleando

Desde que la multinacional británica anunciase hace semanas la presentación de ERE el 12 de septiembre, que implicará el fin de la actividad productiva en su planta de Asturias, y el despido de 111 trabajadores, las movilizaciones no se han dejado de dar, con métodos como huelgas, corte de carreteras, barricadas de fuego, etc.

El lunes 16 la plantilla de trabajadores secundará una jornada de huelga, con una marcha hasta el Ayuntamiento de Langreo. El martes 24 huelga, y la marcha será desde la empresa hasta la sede de la Junta General.

En 4 viñetas, bastones formas un puño cerrado.

-Viñeta de eneko. Poder pensionista.

Cuando las cachabas y bastones forman un puño de lucha.

Foto de bomba de racimo española y de Borrell.

-Borrell criminal

España vende a Arabia Saudita bombas de racimo para quitar del paro a muchas personas en Yemen y crear empleo aquí. Recordemos que dijo que son bombas que no producen desgracias, a él, claro.

Paquete de Glybera.

-Multinacionales farmacéuticas, ladronas

Unos biohackers crean una copia ‘low cost’ del fármaco más caro del mundo

Un grupo internacional de biohackers afirma haber creado una imitación económica de una terapia génica cuyo precio original roza el millón de euros. El grupo afirma que su motivación para hacerlo reside en el tremendo coste de los nuevos medicamentos. El fármaco que han copiado es Glybera, una terapia génica. A ellos les ha costado fabricarlo 6.000 euros. 170 veces más económico que lo que cobra la mafia farmacéutica por cada tratamiento.

https://kaosenlared.net/unos-biohackers-crean-una-copia-low-cost-del-farmaco-mas-caro-del-mundo/

Cartel de La Cheka sobre Miguel Hernández.

-Recordando semilla obrera

Miguel Hernández

Vientos del pueblo me llevan

Vientos del pueblo me llevan,

vientos del pueblo me arrastran,

me esparcen el corazón

y me aventan la garganta.

Los bueyes doblan la frente,

impotentemente mansa,

delante de los castigos:

los leones la levantan

y al mismo tiempo castigan

con su clamorosa zarpa.

No soy un de pueblo de bueyes,

que soy de un pueblo que embargan

yacimientos de leones,

desfiladeros de águilas

y cordilleras de toros

con el orgullo en el asta.

Nunca medraron los bueyes

en los páramos de España.

¿Quién habló de echar un yugo

sobre el cuello de esta raza?

¿Quién ha puesto al huracán

jamás ni yugos ni trabas,

ni quién al rayo detuvo

prisionero en una jaula?

Asturianos de braveza,

vascos de piedra blindada,

valencianos de alegría

y castellanos de alma,

labrados como la tierra

y airosos como las alas;

andaluces de relámpagos,

nacidos entre guitarras

y forjados en los yunques

torrenciales de las lágrimas;

extremeños de centeno,

gallegos de lluvia y calma,

catalanes de firmeza,

aragoneses de casta,

murcianos de dinamita

frutalmente propagada,

leoneses, navarros, dueños

del hambre, el sudor y el hacha,

reyes de la minería,

señores de la labranza,

hombres que entre las raíces,

como raíces gallardas,

vais de la vida a la muerte,

vais de la nada a la nada:

yugos os quieren poner

gentes de la hierba mala,

yugos que habéis de dejar

rotos sobre sus espaldas.

Crepúsculo de los bueyes

está despuntando el alba.

Los bueyes mueren vestidos

de humildad y olor de cuadra;

las águilas, los leones

y los toros de arrogancia,

y detrás de ellos, el cielo

ni se enturbia ni se acaba.

La agonía de los bueyes

tiene pequeña la cara,

la del animal varón

toda la creación agranda.

Si me muero, que me muera

con la cabeza muy alta.

Muerto y veinte veces muerto,

la boca contra la grama,

tendré apretados los dientes

y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte,

que hay ruiseñores que cantan

encima de los fusiles

y en medio de las batallas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.