‘Respetamos el dolor de cualquiera, pero Euskal Herria es la sometida y los que pretenden defenderla también’. Jon Iurrebaso sobre la decisión de Etxerat.

Carboncillo Sánchez Casas, 87. Aislamiento absoluto (preso controlado en celda minúscula, con una cámara).

Opinión. Presos políticos vascos y sus familiares:

Si nos negamos no somos

Jon Iurrebaso Atutxa

Acabamos de leer las declaraciones de portavoces de Etxerat del 01-02-2019. Sabemos que no es el sentir mayoritario de Etxerat.

Una primera cuestión. Etxerat habla de los presos/as, iheslaris/as, deportados/as. Adjunta una lista de los represaliados/as políticas vascas. Cómo se entiende que quien pretendía aunar voluntades con víctimas del bando de nuestros enemigos nacionales y de clase, no reconozca a quienes han luchado y luchan por la liberación nacional y social de Euskal Herria, aunque no sean parte del colectivo EPPK.

¿Cómo explicáis vosotras y vosotros portavoces de Etxerat algo que hasta hace cuatro días pretendía ser la asociación más neutral de la Tierra? ¿Y ni siquiera mencionáis a presos y presas políticas vascas que no están de acuerdo con la rendición de la Izquierda Abertzale Oficial y Reformista por entregar las armas al enemigo y aceptar su ley con todas sus consecuencias?

¿Cómo es posible que una asociación de familiares que lo último que preconizaba era opinar políticamente sobre diferentes cuestiones, haga declaraciones, asumiendo una culpa inexistente? ¿De qué se tiene que disculpar una asociación que lo único que ha hecho en términos políticos ha sido defender las legislaciones españolas y francesas?

Repetimos, Etxerat, y antes Senideak, estaba dedicada a la salvaguarda de los derechos humanos fundamentales de sus familiares presos políticos vascos. En su fundamento reivindicaba la normativa legal española del acercamiento a prisiones de Euskal Herria o cercanas a su territorio. Y no más.

Etxerat no ha reivindicado nunca la amnistía precisamente porque no correspondía a lo que pensaban y piensan que es su ámbito de actuación. Y ahora resulta que desean un abrazo fraternal con el sistema que mantiene encarcelados a sus familiares y que continúa ocupando y explotando a Euskal Herria.

Hoy en día reivindican públicamente, su falta de consideracion para otras víctimas antes que los derechos de sus familiares. En todo caso, ya que se han metido en política (bajo el esquema del enemigo), lo primero que habría que tener en cuenta son los derechos de Euskal Herria. Por enésima vez decimos que nunca habrá salida digna si no hay reconocimiento de la lucha, de la represión, de Euskal Herria, de sus derechos y de los derechos de quien la defienden.

Escultura Pepe Balmón. (un preso chillando detrás de las rejas)

Los portavoces de Etxerat siguen a pies juntillas las bases políticas, ideológicas, sentimentales, de táctica y estrategia de insurrección de los manuales más archiconocidos de nuestros enemigos.

Hay que saber por qué lucharon nuestros familiares. Y lucharon porque Euskal Herria fuera independiente y socialista. ¿A qué viene decir que nunca debió pasar? ¿Acaso pretendéis hacernos creer que sin luchar hubieramos podido conseguir algo?

¿Qué es lo que no debió pasar/ lo que no debe pasar? Que nos ocupen y exploten o que luchemos ante la ocupación y explotación. ¡Hablad claro! ¡Debíamos luchar o no! ¿Y si no hubieramos luchado el imperio español o el francés nos hubiera reconocido como nación y respetado el estatus que hubieramos decidido a nivel social para nuetro Pueblo?

Hablais del “gobierno vasco”. Es decir, el de vascongadas. Hablais como la EITB, hablais como los enemigos de Euskal Herria. Y repetimos que nos dirigimos a los portavoces de Etxerat. Basta de insultos a Euskal Herria y a todo lo que ha padecido, en clave personal, a nivel de tortura, de negacion del ser vasco, de su propio ser, como colectivo humano, como Pueblo.

¿De qué futuro, con garantías hablais? Una de dos. O los que hemos luchado (y luchamos) por el Pueblo Trabajador Vasco tenemos que decir que nunca más lo volveremos a hacer, o España y Francia tienen que reconocernos. No hay punto intermedio.

Etxerat habla de la sociedad y de sus representantes políticos. Una vez más decimos que ese no es el pensamiento mayoritario de los y las que componen esa asociación. ¿De qué sociedad hablan? ¿de qué representantes? ¿de qué situacion democrática?

Respetamos el dolor de cualquiera, pero Euskal Herria es la sometida y los que pretenden defenderla también. Esa, y no otra, es la primera cuestión a la que en ningún caso se puede renunciar.

Dais vergüenza, portavoces de Etxerat. Sabéis que tenemos compas vascos con dos horas de patio enrejado y sin ver a nadie. No merecéis nuestro respeto.

Gora Euskal Herria Askatua eta Sozialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.