Las cartas a l@s pres@s polític@s, más necesarias que nunca. Y solidarios que profundizan en el debate político sostenido a base de éstas.

 

Postal. «Las rejas no callarán la verdad. Amnistía. SRI».

Escribiendo a un preso político

Muchas veces nos preguntáis, que qué contarles a las y los presos políticos cuando se les escribe. Todos aprecian dentro que se les cuente cómo van las cosas en el barrio, en el curro o en la calle. O a tu alrededor.

O como simple ejemplo, ponemos extractos de una carta recientemente enviada a un preso político. Hace tiempo que mantienen el carteo entre el solidario y el revolucionario preso, pero también es importante ver que aún a través de carta se puede entrar en temas importantes de política general y abrir otra ventana al mundo a los que están entre hormigóny control total.

– Escribir a las y los presos políticos es romper una parte muy importante del intento de aislamiento absoluto que pretenden contra ellos –

Dibujo. (presos saliendo de los barrotes).

«(…) Te decía que frío en lo meteorológico pero calentito en lo político estamos pasando este recién estrenado invierno y finales del otoño. Los temas a tratar son diversos:

La lenta recomposición del MLNV en Euskal Herria, la de las FARC-EP, más rápida por lo agudizado de la situación, el desarrollo del procés catalán (provocación del consejo de ministros en Barcelona incluída y reacciones que suscitó) los “chalecos amarillos” echando toda la carne en el asador (ya van 10 muertos) y calentando la calle en Francia y no fiándose de las «medidas cosméticas» a las que se vio abocado Macron por el resuelto accionar de estos, la recientísima intervención de Israel en la guerra de Siria de manera más directa al bombardear Damasco, por cierto, vaya fiasco pues más de medio centenar de artefactos de alta precisión que fueron derrivados casi en su totalidad por las defensas antiaéreas sirias, la irrupción de VOX en el parlamento andaluz y el espantajo de la ultraderecha, la subida de la abstención en Andalucía, tema este que nadie nombra, y un rosario de acontecimientos pudieran llenar el temario.

Lo mejor será llevar un orden y también no abordar todos los temas, pues por mi experiencia en la correspondencia penitenciaria más vale abordar 3, y bien, que un rosario pero superficialmente. (…)

Como te digo, el mundo revuelto. Siria, Colombia, Venezuela (cuya guerra económica no cesa y se constituyen malas alianzas en contra de sus intereses dado la elección del presidente fascista brasileño y el colombiano dispuestos a atacarla militarmente), Francia, los chocques armados en Ukrania, la guerra económica de baja intensidad entre los EE.UU y China, en fin.

Hablando de Francia, considero muy positiva la salida a la calle de los «chalecos amarillos» y los caminos tan resueltos de desobediencia que han emprendido, sobre todo, y según parece, fuera de todo control policial.

Si bien puede detectarse que no hay una dirección política exclarecida, también se puede detectar bastante bien el hartazgo del personal no contentándose con migajas que el Estado les da por su efectiva presión, mala imagen de cara al exterior, pero sobre todo por las pérdidas económicas que se han derivado de sus protestasy sabotajes.

Que sí, ‘que subo el SMI 100 euros, que congelo la subida de los carburantes 6 meses’ y lo que quieras, pero los otros que «no me fío y ya veremos», y siguen con la protesta.

Veo en esto un 15-M radicalizado que en muy diferente coyuntura hubiera puesto este paisito si se hubiese levantado así, y precisamente para evitar eso sacaron a la picota a Podemos, inventándoselo de la chistera.

En lo que se refiere a Colombia, la situación sigue agudizándose con sus avances y retrocesos, como no puede ser de otra manera.

La disidencia de las FARC-EP cada vez más fuerte, con una estimación mínima de 1400 combatientes (esto lo dicen los más conservadores) y hasta 3.000 los más eufóricos. Y presencia en muchos de los más importantes núcleos del país.

Claro que lo que no cambia es la envergadura del enemigo al que se enfrentan, con la tecnología de última generación dispuesta a no permitir el avance de las peligrosas rojas ideas en contraposición al partido surgido de esa misma guerrilla y que ya tienen domesticado pastando en el congreso de la nación.

Ahora alardean borrachos de éxito militar triunfal por haber asesinado a uno de los «comandantes más buscados», según su lenguaje, que recibía el sobrenombre de «Guacho». No entienden que el problema no lo tienen con unos hombres, sino con su sistema, que es el que enjendra la resistencia.

Por otra parte, las negociaciones con el ELN siguen en pausa, con la insurgencia esperando no se sabe muy bien qué en la mesa, estando paradas desde agosto.

Con respecto a esta organización, es difícil leer sus comunicados y sacar conclusiones limpias. Denuncian a la perfección el carácter fascista del Estado colombiano, con cifras y datos, con argumentos políticos sólidos, y al mismo tiempo siguen esperando diálogo con quien no cesa de dejarle claro que primero tienen que detener incondicionalmente toda acción militar, mientras ellos no detienen ninguna, claro.

Los estudiantes, y todavía sin abandonar el país, armándola en la universidad pidiendo educación digna y al alcance de todos y el fascista de Duque (nuevo presidente títere desde el 7 de agosto) teniendo que prometer nuevamente aquí también reformas cosméticas. Veremos en qué queda todo.

Postal. (Dibujo. Cara que habla con la mano haciendo altavoz).

En cuanto a Siria, los EE.UU no queriendo reconocer su derrota, así como la del ISIS, claro, pese a que de cara a la galería se vayan del país al supuestamente haber conseguido la derrota de estos últimos, cosa que no es cierta exactamente. Se van pero se quedan en la frontera del país vecino, y no descartan intervenciones puntuales. O sea que se van, y se quedan al mismo tiempo estando pero sin estar.

Pero ya se sabe, esto es pura dialéctica y la derrota de los EE.UU conlleva inevitablemente aparejada la (al menos aparentemente por el momento) victoria del legítimo régimen sirio y su aliado ruso, o por lo menos algo de decantamiento en la situación a su favor. No se puede olvidar tampoco el ingrediente kurdo en el asunto. Por primera vez en 7 años muchos sirios han vuelto a poder festejar las navidades en las zonas bajo control gubernamental.

En Venezuela, poco nuevo que contar salvo la intención de Colombia, de atacarla militarmente. El gobierno sin tomar unas medidas que ni quiere ni puede, por su composición ideológica, pero aun así dejando en mantillas, con las que toma, por insuficientes que sean, a lo más progre de aquí, lo cual tampoco es difícil.

En Brasil, la llegada al poder de un fascista sin maquillar con lo que eso supone para las pocas libertades que puedan quedar.

En nuestro paisito, la gente en Catalunya revuelta, y con razón, por la provocación de llevar allí el Consejo de Ministros. Los criminalizados, los de siempre. Los que para dar la cara la tienen que llevar tapada.

En andalucía, muchos asustados por el espantajo de la ahora llamada «ultraderecha» levantado por todo tipo de medios progres de comunicación.

Eso en Euskal Herria se entendió hace tiempo, y por eso en todas las manifestaciones de finales de los 70 y principios de los 80 se gritaba: “de día uniformados ¡de noche incontrolados!” Creo que esa consigna lo resume todo a la perfección.

Pero la clave está en que se focaliza ahí para no hacerlo en la cada vez más alta abstención, que sube consecutivamente durante años llegando esta vez al 42% creo. Tampoco interesa ver aquí un avance del antifascismo, claro.

En cuanto a charlas ofrecidas por el movimiento popular, ahí tenemos la acontecida con la asistencia de más de 100 personas de todas las edades en el barrio gasteiztarra de Errekaleor, barrio ocupado de más extensión después de uno en Alemania, y que versó sobre la continuidad del fascismo desde el 36, a cargo del SRI, sobre la actualidad de la mencionada recomposición del MLNV, a cargo de Jon Iurrebaso, sobre la represión en general y a los raperos a cargo de Pablo Hasel, y un intenso e interesante debate habido después.

Por otra parte, acudí a Bilbao donde se presentaba un libro escrito por el preso político de las FARC-EP Jesús Santrich, al que quieren ahora extraditar a los EE.UU bajo montaje judicial acusado de narcotráfico, titulado «Memorias Farianas». bien interesante y combativo el punto de vista de este revolucionario, que, hay que recalcar por la significación que tiene en su situación específica, es invidente.

¡Hai qu’armala! ¡Siempre estáis presentes en el corazón de cada vez más oprimidos!».

Un comentario sobre “Las cartas a l@s pres@s polític@s, más necesarias que nunca. Y solidarios que profundizan en el debate político sostenido a base de éstas.

  1. fabiola Contestar

    pregunto: y Perú y la persecucion politica? la profanacion de nichos? la persecucion eterna a los ex prisioneros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.