A Miroslava Breach la asesinaron por denunciar la narcopolítica mexicana.

La periodista asesinada Miroslava

México:

Sobre el asesinato de la periodista Miroslava Breach Velducea

La periodista de 54 años se encontraba en su auto preparándose para llevar a uno de sus hijos a la escuela cuando le dispararon 8 veces en marzo de 2017.

Breach Velducea era corresponsal del diario capitalino La Jornada, colaboraba con el periódico El Norte de Chihuahua y fue directora editorial de El Norte de Ciudad Juárez.

Miroslava fue asesinada por intereses narcopolíticos, que su intensa investigación periodística puso al descubierto, al documentar el enriquecimiento ilícito del ex gobernador César Horacio Duarte Jáquez, así como las redes criminales de narcotraficantes y políticos -tanto del Partido Revolucionario Institucional como de Acción Nacional-, vinculadas a esferas superiores de poder que controlan estructuras de gobierno y grandes zonas del estado. A tales hechos, Miroslava puso nombres y rostros.

En el Chihuahua de la última década fue consolidándose un sistema de poder criminal en el que políticos y empresarios tejieron alianzas con narcos regionales que, además de terror, ha generado riqueza personal y una corrupción rampante. La ola de homicidios de los meses recientes y la cacería desatada en contra del ex gobernador Duarte y de sus más cercanos colaboradores, nacen de esa simbiosis criminal.

En ese contexto asesinan a la periodista.

Sus colegas de Chihuahua coinciden con autoridades federales y estatales: Miroslava Breach fue victimada por su trabajo periodístico, arrojó luz sobre negocios efectuados en la oscuridad, desde las estructuras del poder y bajo un manto de impunidad.

El crimen, además, se ejecuta en una atmósfera envenenada por la guerra política que se desató en la entidad desde los pasados comicios locales, con la mira puesta en la presidencia de la república que se disputa en el 2018; guerra que involucra a grupos criminales incrustados de antaño en ámbitos de gobierno

Artículo completo:

http://www.vientodelibertad.org/spip.php?article3587

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *