Respondiendo a solidarios

3 de abril 2016

Esos extremeños!

Recibí hace poco vuestra postal solidaria con motivo de mi cumpleaños.

Es todo un detalle de vuestra parte que os agradezco sinceramente. En cuanto a lo de «Romper el aislamiento», intento no sentirme especialmente aislado, ni en las distancias milkilométricas con amigos y familia ni en la censura impuesta y restricciones al correo etc… Es lo que hay y lo asumo como una consecuencia de la lucha, sin ningún problema.

Ello no quita que se denuncie políticamente, como otras tantas canalladas que vienen perpetrando los fachosos.

Si echo la vista atrás, a cuando tenía la edad que debéis tener vosotros ahora, me parece que a nivel represivo la cosa ha ido a peor, en el sentido de que hoy día el marco legal es asfixiante, ultrarrepresivo y apenas deja unos mínimos resquicios para la expresión y la organización… casi todo es delito (obviamente todo lo que vaya en la dirección de la RESISTENCIA, con mayúsculas).

Recordando canciones combativas míticas de mis años mozos no puedo evitar preguntarme dónde hubieran acabado sus autores de haberlas compuesto hoy. No hay duda, en el talego ¿verdad? ejemplos hay a patadas y muy recientes algunos de ellos.

Aprovechando estas letras de respuesta a vuestra amable postal, voy a compartir con vosotros una reflexión. En mi opinión, el futuro de la lucha antirepresiva y solidaria con quienes la sufra pasa por vincular de forma permanente la denuncia política del estado fascista español con todas sus actuaciones concretas: leyes especiales para la represión política, estado de excepción permanente apenas encubierto, recortes de los últimos vestigios de derechos arrancados antaño con la lucha del movimiento obrero y popular, presos políticos, acoso a luchadores sociales… Es parte de un todo y el hacerle ver a la gente más consciente la relación ayuda a enfocar y buscar soluciones globales. A grandes males, grandes remedios…

Pienso que es rechazable y nociva la tendencia de ciertos grupos reformistas a velar las causas políticas de fondo y limitan las reivindicaciones de distintos ámbitos a «proclamas humanitarias» ¿De dónde nace la permanente vulneración de derechos si no de la esencia misma del Estado fascista? no vivimos bajo el régimen del 78, si no bajo el del 36 aún…

No me extiendo más, lo dicho, gracias por la postal. Os deseo que todo os vaya viento en popa. Cuidaros y hasta otra.

Un fuerte abrazo cargado de Resistencia

¡Por el comunismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.