Pablo Hasél: «El 17 de mayo tengo otro juicio, esta vez en Sevilla. El Betis me acusa de delito de odio, injurias y coacciones por denunciar el nazismo sobradamente probado de su entonces jugador, Zozulya.»

Foto. Pablo Hasél en prisión.

¡Otro juicio a Pablo Hasél!

Cartas desde prisión:

Carta Pablo sobre juicio 17-M. Texto.

OTRO JUICIO POR DELITOS DE ODIO… ¡POR ODIAR AL NAZISMO!

El lunes 17 de mayo tengo otro juicio, esta vez en Sevilla. El Betis me acusa de delito de odio, injurias y coacciones por denunciar el nazismo sobradamente probado de su entonces jugador, Zozulya. Denuncié también la repugnante defensa que le brindaba y le sigue brindando el Club, quien me pide 2 años y medio de prisión y 21 meses de multa, que se convertirían en prisión también de no pagarla.

En un Estado democrático el juzgado sería el nazi. Los delitos de odio se implantaron, supuestamente, para perseguir a los colectivos más vulnerables de los discursos de odio que promueven precisamente los nazis. El impulsor de este delito fue el PSOE, junto con sus socios de PODEMOS. Sin embargo, se está tergiversando hasta el extremo para defender a los nazis y juzgar a los antifascistas. ¿Alguien esperaba, realmente, que este delito fuera usado para perseguir al fascismo en un Estado como el español, en el que la apología a los criminales fascistas no solo se permite, sino que se aplaude y fomenta desde todas las instituciones?

Que tengamos que vernos en los tribunales, pudiendo ser condenados por antifascistas, lo dice todo de este Régimen. No hace falta que VOX esté en el Gobierno. Para que esto suceda, basta con el falso progresismo que ampara al nazismo, sean futbolistas, militares, policías o tengan partidos políticos y canales de TV. Sin un movimiento antifascista fuerte, organizado y combativo que pueda ir conquistando nuestros derechos y libertades, van a ir avanzando cada vez más y juicios como este se van a ir generalizando, como ya está ocurriendo. En 10 días he tenido que comparecer ante los tribunales dos veces por delitos de odio, primero por quemar una bandera de España y ahora por esto.

Hoy me están utilizando a mí para aterrorizar al resto, como antes les había pasado a muchos otros, y mañana puede tocar a cualquier antifascista. Urge dejar de normalizar la represión y oponer una seria resistencia a sus constantes ataques en todos los terrenos. Por mi parte, no dejaré de ejercer como antifascista por más que no cese su ensañamiento.

PABLO HASÉL, CENTRO PENITENCIARIO DE PONENT.

Fotos varios tuits de Pablo sobre Zozulya.

-Tuits por los que me acusan de delito de odio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.