Difusión de voces contra la Constitución que nos condena: CApA Asturies «6 de diciembre, el día de la parodia»; 6 Colectivos madrileños «42 años de Constitución, 81 años de represión».

Dibujo Sánchez Casas. «Constitución 1978». (una reina famélica, de la Consti, sale una serpiente)

Muro de solidaridad y denuncias:

Voces contra la Constitución fascista

-La Constitución del 78 nos condena

Comité d’Asturies pola Amnistía

6 de Diciembre, el día de la parodia

No es difícil para aquellos que tienen el monopolio de la violencia y la propiedad de los medios masivos de comunicación convertir en realidad una descarada mentira y, como no podía ser de otro modo, defender esa mentira con todos los aparatos a su alcance. En este día en el que se nos dice que celebramos “la democracia y la constitución” es importante volver a recordar lo que, desde nuestro punto de vista, es un análisis claro y un eje en torno al cual analizar el significado del objeto de este “día festivo”.

El auténtico régimen del Estado actual que padecemos emana del 1939, que no del 78, con el triunfo militar del movimiento fascista que impulsó y coaguló un criminal golpe a la soberanía popular e institucional del Frente Popular. Capítulos particulares de la mal llamada “transición” hacen evidente la continuación del fascismo, como un virus que se torna resistente, tal vez maquillado y alejado del concepto clásico, muy a pesar de aquella farsa que celebra la oligarquía en el día de hoy. No como una ideología, ni si quiera como una cojera renqueante, sino como una estrategia sistemática. “Atado y bien atado”, como dijo aquél.

La conservación de las fuerzas represivas no-depuradas, tanto policiales como militares, la manutención de los tribunales de la dictadura, la jefatura de estado nombrada por el dictador y emancipada de cualquier control jurídico, ya no digamos popular, el terrorismo de estado, las presiones y amenazas militares durante la elaboración de la Constitución, la ausencia de la anulación de los procesos del franquismo o la mera condena del dictador, entre otras muchas cosas, son quizás meras sintomatologías de algo mucho más trascendente que, en opinión de nuestro Comité, tiene mayor relevancia: para edificar un Estado nuevo, hay que acabar con el anterior. Este episodio, esta auténtica e histórica transición, no ocurrió en el caso de España. Por ende, desde nuestra perspectiva, no aspiraremos a ninguna solución de auténtico calado a los diversos problemas que sufrimos la clase obrera sin materializar este episodio, imprescindible para construir una verdadera democracia al servicio de los trabajadores, de mano de una República Popular que vaya encaminada al socialismo y sensible, por lo demás, al derecho de autodeterminación de las naciones oprimidas a través de procesos dirigidos por los pueblos de estas naciones.

Dibujo Sánchez Casas. (La Consti es un espantapájaros. Tras él, la guerra sucia.

Como prueba de toda esta lamentable enfermedad histórica que padecemos, en retrospectiva, siguen aquejándonos los mismos problemas con independencia del partido que haya gobernado, incluso en esta etapa en la que la denominada “izquierda”, incluido el propio PCE, forma parte de la coalición de gobierno. No existe, pues, una alternativa electoral que responda a nuestros problemas, sencillamente porque el problema no es un partido que, cual gestor de los intereses del capital, se viese incapacitado de reformar aunque quisiese este Estado para favorecer a los sectores populares. Tampoco poseemos una Constitución que nos proteja de nada, en cuanto a que es violada sistemáticamente en términos de vivienda, trabajo, sanidad, libertades políticas, etc. Por no hablar de la libertad de expresión que, nuevamente, vemos golpeada durante estos días con el inminente encarcelamiento del artista Pablo Hasel con el beneplácito del Tribunal Constitucional, paradójicamente el “garante” de la “constitucionalidad” tanto legislativa como jurídica. Sin dejar de señalar el exilio de otros artistas o la represión de la Audiencia Nacional a todo aquel cuya expresión, aún de naturaleza pacífica, señale el auténtico cáncer que padecemos. Por último, para señalar el que es tal vez el mayor síntoma, la existencia de presos políticos, algunos gravemente enfermos, o la ilegalización de partidos y organizaciones políticas verdaderamente democráticas.

De esta manera, pese a que se esfuerzan en hacernos creer que tenemos algún control sobre la situación a través de un sistema electoral mal apañado, tenemos claro que el objetivo inmediato es la organización de la clase obrera en torno a una estrategia de resistencia y ruptura con el sistema. Desde el Comité d’ Asturies pola Amnistía, sabiendo agotados todos los marcos de reforma, partidistas y constitucionales, en este día hacemos un llamado a la organización, formación y militancia, cara a la agudización de la lucha de clases que se está dando en todo el mundo.

Frente a su Constitución, nuestra organización. Frente al fascismo, resistencia

¡Por la amnistía y el socialismo!

https://comiteasturiespolaamnistia.wordpress.com/2020/12/05/la-constitucion-del-78-nos-condena/

Texto comunicado 6 colectivos de Madrid.

-Varios colectivos de Madrid hemos querido denunciar

Que la Monarquía es igual de franquista que hace 42 años, que la Transición fue sangrienta y falsa y que se mantuvo la represión, especialmente contra quienes lucharon contra todo ello.

Foto. Pancarta en el Reina Sofía «La Constitución fue firmada con la sangre de 600 asesinados».

42 años de Constitución 81 años de represión

Este 6 de Diciembre se cumplen 42 años de la aprobación de la Constitución Española, lo que significa también que se cumplen 42 años de la consumación del Régimen. La CE fue la obra que el Régimen necesitaba para legitimarse ante la población, aparentando ser un país democrático y renovado donde se recuperarían los derechos y libertades arrebatados por el Franquismo durante 40 años. Nada más lejos de la realidad.

La Transición se basó en una constitución que desde el principio apuntalaba un país dirigido por las mismas familias y estructuras que dirigían el Franquismo: un rey que heredaba su cargo directamente de Francisco Franco, el TOP paso a ser la Audiencia Nacional, los mismos cargos militares, jueces, fiscales, oligarcas, empresarios,

terratenientes… y un largo etc. Tampoco podemos olvidar la falsa amnistía del 77 que sacaba a algunos presos políticos a la calle mientras dejaba a los más combativos en la cárcel y, aquellos que salían como presos políticos y continuaban con su actividad volvían a ser detenidos, esta vez como terroristas, ya que en “democracia” no podían permitirse la existencia de presos políticos.

Durante todos esos años, el movimiento obrero que rompió con la línea de “reconciliación nacional” del PCE decidió combatir el engaño que suponía la Transición. El Estado “democrático”, para contrarrestar al movimiento obrero, hizo gala de su carácter fascista y no dudó en reprimir de la forma más salvaje a aquellos y aquellas que decidieron no pasar por el aro. Persecuciones, torturas, encarcelamientos, asesinatos, guerra sucia y una larga lista de acciones de terrorismo de Estado que dejaron una cifra de más de 600 asesinatos durante la Transición.

Esta era la situación política del momento. La tensión en las calles era muy grande y cada vez había más dudas sobre la monarquía. Es por eso que se organiza el 23-F bajo las órdenes de la Corona para legitimar un poder que se ponía en duda, dado que no había sido elegido por nadie.

Podríamos decir que la monarquía, la Transición y la represión contra las organizaciones revolucionarias son tres pilares sobre los que el Estado construyó la democracia para su clase, la clase capitalista.

Y también podemos decir que hoy en día sufrimos las consecuencias de esta “transición” como si fuera el primer día.

Pancarta en un puente: «42 años de Constitucioón, 81 años con presos políticos».

De aquellos barros, estos lodos. Como la Transición y la Reforma Política del Régimen la llevaron a cabo los mismos que se alzaron contra la República democrática y sembraron el Estado de fosas comunes (que a día de hoy siguen sin levantar) en la actualidad tenemos esa falta de verdaderos derechos y libertades: no hay libertad de expresión, de manifestación, de organización, tanto política como sindical, etc. La clase obrera vemos continuamente cómo empeoran nuestras condiciones laborales y de vida, con el mayor desempleo juvenil de Europa y cada vez más familias trabajadoras que pierden todo, incluso sus casas. Las mujeres siguen sufriendo la misma violencia machista sin que se le ponga solución desde unas instituciones nacional-católicas igual de misóginas que siempre. Décadas de recortes y privatizaciones han dejado unos servicios públicos penosos, como la pandemia del Covid-19 ha demostrado, mientras los presupuestos militares y las plazas de los cuerpos represivos aumentan año a año, como el número de presos políticos, exiliados y torturados, gracias a un Código Penal que cada vez se endurece más y a leyes represivas que no paran de crecer: Ley Antiterrorista, Ley de Partidos, Ley Mordaza, Ley de Extranjeria… Se sigue negando el derecho de la naciones oprimidas a la auto-determinación. La Casa Real más corrupta de Europa se enriquece a nuestra cuesta y encarcelan a quien denuncia sus chanchullos.

Es hora de actuar. La clase obrera no podemos permitir que se sigan cometiendo estos y tantos otros abusos sistemáticamente. Tenemos que construir un poder político de nuestra clase para nuestra clase. No se trata de pedir referéndums sobre monarquía o república, sino de acabar con este régimen criminal mediante el poder de los trabajadores. No queremos la república de los burgueses, queremos la República Popular, y la única forma de crear este poder es organizándonos en las calles y en los centros de trabajo, lejos de las instituciones y del sindicalismo amarillo. Organicémonos entorno a unos objetivos políticos y creemos organizaciones revolucionarias y profesionales para enfrentar al capitalismo, el fascismo y el imperialismo.

¡Abajo el Régimen! iViva la lucha de la clase obrera! ¡República Popular!

Prosperidad 16, Distrito 10 Aluche, KAF Coslada, Asamblea Popular Getafe, MAR de Madrid…

https://www.facebook.com/Movimiento-Antirrepresivo-Madrid-223705348277841

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.