Salvador Vila, fusilado por «intelectual» / Cómo sobrevivió en la sierra la guerrilla / Prisioneros fortificaron el Pirineo durante el franquismo / Libro “Aquí no hemos venido a estudiar” / Erandio, 52 años.

Cuadro. Salvador Vila.

Memoria histórica imprescindible:

-Salvador Vila, el joven rector de la Universidad de Granada fusilado por los golpistas por «intelectual».

Salvador Vila Hernández (Salamanca, 1904) solo quería aprender y aportar al mundo sus conocimientos. Disfrutar de una vida entre libros y aulas. Entre tizas y pizarras. Con apenas 30 años logró ser catedrático y con solo 32, rector de la Universidad de Granada (UGR) sin saber que meses después la oscuridad de una fosa común sería su futuro. Hasta hoy. Al borde de una de las decenas que hay en el barranco de Víznar, Salvador Vila fue fusilado por los golpistas el 23 de octubre de 1936.

La historia de este erudito se enmarca dentro de la Edad de Plata de las ciencias y las artes españolas. Personas a las que se les tachó de “intelectuales” peyorativamente por tratar de crear un país avanzado y que fueron asesinadas, exiliadas y represaliadas por los golpistas contra la II República. La Universidad acaba de hacer un reconocimiento a su figura y al resto de represaliados en la institución.

https://www.eldiario.es/andalucia/granada/salvador-vila-joven-rector-universidad-granada-fusilado-golpistas-intelectual_1_8442447.html

Mural sobre tema guerrillero en el pueblo de Sallent,

-Artimañas y trucos guerrilleros para sobrevivir en la sierra.

La dureza de la vida en el monte, las fuerzas represivas, el hambre, o las enfermedades… trucos e ingenios para sobrevivir a todo ello.

https://www.elsaltodiario.com/ni-cautivos-ni-desarmados/artimanas-y-trucos-guerrilleros-para-sobrevivir-en-la-sierra

Foto. Bunker en el Pirineo, hecho por prisioneros.

-Prisioneros asturianos fortificaron el Pirineo navarro durante el franquismo.

El profesor Fernando Mendiola calcula que casi 200 asturianos trabajaron como esclavos de guerra en la cordillera.

En la posguerra los presos antifascistas integraron los batallones de trabajadores. Muchos de ellos fueron enviados al Pirineo navarro para trabajar en la fortificación de las fronteras ante el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

https://www.nortes.me/2021/10/29/prisioneros-asturianos-fortificaron-el-pirineo-navarro-durante-el-franquismo/

Portada libro. «Aquí no hemos venido a estudiar».

-Cuando el penal de Burgos era la ‘universidad’ de la lucha antifranquista.

Durante décadas el penal de Burgos fue la “universidad” de la lucha antifranquista. El libro “Aquí no hemos venido a estudiar” relata la situación de los presos políticos en los años sesenta.

https://cadenaser.com/emisora/2021/10/26/radio_castilla/1635244220_660165.html

Cartel homenaje a asesinados en Erandio. Mani el 30-10.

-El Bucle de Erandio.

En 1969 los vecinos de Erandio, en Bizkaia, salieron a la calle a protestar contra la contaminación. La policía la emprendió a tiros y mató a dos de ellos, hiriendo a varios por la espalda de gravedad.

En el otoño de 1969, dos hijos de Erandio entonces barrio de Bilbo, murieron por disparos de la Policía española. Desde 1968 sus habitantes habían efectuado muchas y variadas protestas por el ambiente irrespirable que les envolvía. En los últimos meses, el Ayuntamiento de Bilbo y que acababa de estrenar alcaldesa en la persona de Pilar Careaga, les hizo varias promesas para arreglar la polución. Pero sus palabras eran de pega. Postureo. La nube tóxica del día 28 de octubre fue la gota que colmaba el vaso. Como en otras ocasiones, los vecinos salieron a la calle.

Esta vez la Policía los recibió con balas de plomo. Anton Fernández Elorriaga, Delfino Valverde, de 18 años, Manuel Castrillo y Ricardo Bengoa fueron heridos de gravedad por fuego real. Anton Fernández falleció a los quince días. La versión oficial acudió a la mala fortuna en el caso de Anton “herido al disparar la Policía al aire para disipar la manifestación”. No citó, en cambio, a los otros heridos que recibieron los tiros cuando corrían, por la espalda.

Al día siguiente Erandio volvía a la calle para protestar por la polución atmosférica que enredaba su población. De nuevo la Policía disparó contra los congregados. De madrugada, Jesús Murueta volvía a su casa. En el frente, un piquete de la Policía Armada apostado junto al paso a nivel ferroviario. Cuando llegó a la altura del grupo policial, dos balas le atravesaron el cuerpo. Los dos disparos habían sido realizados a menos de dos metros de distancia, según la autopsia. Eran las cinco de la mañana cuando Murueta fue trasladado agonizante a un hospital de Bilbo, donde poco después falleció…

http://kaixo.blogspot.com/2021/10/egana-el-bucle-de-erandio.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.