Lucio Pascual Robisco. Asesinado por fascistas en 1938 al llevar dinero a su familia / Gesaltza-Salinas de Añana. Ni olvido ni perdón. Homenaje el 15 de Mayo.

Foto. Lucio Pascual.

Memoria histórica imprescindible:

Lucio Pascual Robisco. Asesinado al llevar dinero a su familia.

El 6 de mayo de 1938, Lucio «fue muerto en el monte pinar de este pueblo en combate sostenido con los que iban en su persecución…».

Lucio había militado con la Izquierda Republicana de Luzón (Guadalajara). Nacido en Luzón en 1917. Era hijo de una familia de notables albañiles que, entre sus muchas obras, habían construído la gran chimenea de la industria resinera de Mazarete (a pocos km. de Luzón).

Al estallar el golpe de estado y como ocurría en todos los pueblos que iban siendo ocupados por los fascistas, los jóvenes se organizaban para salir en pequeños grupos noche tras noche. Muchos de ellos, jamás volverían a ver sus padres, ni sus padres volverían a saber de ellos. Lucio y sus hermanos huyeron (uno de sus hermanos cayó en la batalla del Jarama) pero su familia quedó en el pueblo.

Ésto convirtió a su familia en el objetivo. Tanto es así, que un día la familia se levantó con la casa tapiada con ellos dentro. Gracias a la ayuda de una vecina que les pasaba comida por un hueco, pudieron sobrevivir y, más tarde, escapar.

Lucio se alistó a las Milicias Aragonesas que se habían establecido en Cifuentes (Guadalajara) y que cubrían todo el frente. Como muchos de sus compañeros, ansiaba poder volver a su pueblo que no estaba a más de 30 km de la línea del frente. Su devenir en la guerra y su conocimiento de los montes y pinares le convirtió en soldado del XIV Cuerpo Guerrillero.

El 6 de mayo de 1938, en una misión en la zona, aprovecha la incursión para ir a su pueblo y darle un dinero a su familia para que se marchara. A pocos km. de Luzón, la partida en la que va Lucio es descubierta por un pastor llamado Constantino Treviño que da aviso a la Guardia Civil y los acompaña armado con otros individuos del pueblo: Francisco Merodio Martínez y Inocente del Amo Merodio. Entre pinos y peñascos se produce un tiroteo donde capturan a Lucio vivo. Llevaba una bolsa con dinero, el abrigo de la foto y una pistola ametralladora modelo Astra. Una vez le quitan todas sus pertenencias, Lucio es desnudado y asesinado de varias ráfagas de disparos.

Hoy, mayo de 2022, a 84 años de tu asesinato, queremos recordarte por lo que fuiste: un joven idealista que soñó con un mundo mejor donde no había ricos ni pobres y con unos principios que mantuvo hasta sus últimas consecuencias.

Por ello, queremos poner a vuestra disposición la causa judicial que se abrió contra Lucio Pascual por su militancia en las izquierdas y por su compromiso fiel en la defensa de la República. Queremos recordar también que, a día de hoy, Lucio Pascual sigue siendo considerado por el estado español un criminal y un bandido. Este procedimiento judicial carente de cualquier garantía sigue siendo considerado válido.

https://csoctubre.wordpress.com/2022/05/06/lucio-pascual-robisco-asesinado-al-llevar-dinero-a-su-familia/

Cartel. Homenaje en Gesaltza. 15-M.

-Gesaltza / Salinas de Añana. ni olvido ni perdón.

El 18 de Julio de 1936 ha quedado marcado en nuestra historia como el día en que el sector más derechista del ejercito español se alzó en armas contra el gobierno de la II República. Algunos meses antes, en Febrero de ese mismo año, el Frente Popular -coalición que aglutinaba a fuerzas políticas progresistas y de izquierda- había sido el vencedor de las elecciones que se habían celebrado en el Estado español. Ese triunfo reforzó unas ansiadas expectativas de cambio, de un reparto más equitativo de la riqueza, del derecho para todas las personas a la educación, a la salud, del voto femenino, del derecho al divorcio, de la separación Iglesia-Estado… que movilizó a amplios sectores sociales, a los trabajadores y los campesinos, junto a los partidos y sindicatos de izquierda en los que estos se organizaban en pos de unas reivindicaciones sociales y laborales tantas veces demandadas y nunca antes atendidas. El temor a los posibles cambios que ello acarrearía en el esquema de dominación sobre el que se asentaban sus privilegios haría que los beneficiarios de ese modelo –caciques, terratenientes, Banca, Iglesia…- junto con amplios sectores del estamento militar, una derecha cavernaria y partidos fascistas como Falange Española y de las JONS y los carlistas-requetés, optaran por fraguar lo que meses más tarde sería la sublevación militar contra el Gobierno de la II República que había sido elegido democráticamente en las urnas y proclamado el 14 de Abril de 1931. El fracaso del alzamiento militar en amplias zonas de la Península dio lugar a una cruenta confrontación armada que duraría tres años y en la que resultarían victoriosos los golpistas que tras ella instauraron una dictadura de corte fascista que perduró durante 40 años bajo el mando del General Franco.

Salinas de Añana y su entorno quedaron de inmediato bajo control de los alzados por lo que aquí no hubo frente de guerra ni enfrentamientos armados, aunque ello no fue óbice para que las personas de ideología contraria a los sublevados fueron perseguidas y detenidas y muchas de ellas asesinadas: de ello dan testimonio las entre 350 y 400 personas que engrosan la lista negra de los asesinados en Álava en ese periodo de tiempo, cifra en la que se incluyen tanto vecinos de este territorio como los de otros territorios limítrofes asesinados y enterrados aquí.

El 8 de Agosto de 1936 fueron detenidos y trasladados a Vitoria-Gasteiz los vecinos de Salinas José María Gartzia Saez, “Rioja”, y Francisco Cruzado Fernández de Aranguiz, cuñado del anterior. Ambos fueron sometidos a un Consejo de Guerra incoado por los golpistas y tras el mismo “Rioja” sería enviado al campo de concentración existente en Orduña (Bizkaia) y el segundo quedaría en “libertad”. Sin embargo, tal y como ocurrió con Primitivo Fernández de Labastida Urruchi y el matrimonio Mónica Barrón del Val y Florentino García Valencia, vecinos de la provincia de Burgos asesinados y enterrados en la fosa común del Alto de la Tejera, paraje situado en este municipio, Francisco Cruzado nunca llegó a su casa ni se reencontró con sus allegados, pues todo apunta a que fue esperado por los fascistas que lo asesinaron en alguna cuneta permaneciendo desde entonces desaparecido.

Con este Acto de Memoria queremos recordar a ambos, pero también junto con su nombre y su memoria a todas aquellas personas de Añana que fueron represaliadas de una u otra forma durante la contienda militar provocada por el golpe de estado y la dictadura franquista y de forma especial a las que pagaron con su vida su amor a la libertad, la igualdad y la justicia social.

«Vivir la Libertad de cara al viento,

el brazo fuerte y la razón alzada

aunque tengamos que morirnos !!libres!!

Morir en libertad, la voz quebrada,

que alguno ha de pasar por el camino

y acunará en sus brazos nuestra verdad cansada,

y desde el fondo de la tierra nuestros huesos

irán apuntalando sus pisadas,

que cuando grite, en el vigor del puño,

habrá de alzarse nuestra sangre renovada”

(Rafael Amor “Con la libertad”)

Acto de memoria:

15 de mayo, 12 h. Gesaltza.

Ahaztuak 1936-1977.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.